Colau reprobada por la oposición a cuenta de los manteros

Decenas de manteros campan en la estación de metro más céntrica de Barcelona: un mercado de falsificaciones en el subsuelo de la ciudad. En la superficie, en plaza Cataluña, un turista fue agredido la semana pasada. Los vendedores ambulantes se enfrentan incluso a los agentes de la Guardia Urbana. A lo que se suman, los carteristas, las peleas y la difícil convivencia con los turistas incívicos. Razón por la que la oposición ha forzado una comisión de seguridad en el Ayuntamiento para reprobar a la alcaldesa. Denuncian la pasividad de Ada Colau ante la degradación de la ciudad y le han exigido que dimita como concejala de seguridad. Y ahí están todos. A menos de un año de las elecciones municipales se generan extrañas alianzas. PSC, Ciudadanos y PP, y a su lado, todos contra Colau, los independentistas. Los únicos disidentes, la CUP, que no han asistido a la reunión. La consideran un acto de precampaña que criminaliza a los manteros.