PP y Ciudadanos firman un armisticio para obligar a Sánchez a ir al Congreso

Casado visitó ayer un centro logístico de ayuda humanitaria en Las Palmas. :: Ángel Medina  / efe/
Casado visitó ayer un centro logístico de ayuda humanitaria en Las Palmas. :: Ángel Medina / efe

Los socios del Gobierno impedirán que el presidente acuda a la Cámara a explicar cómo hizo su tesis doctoral

R. GORRIARÁN

madrid. Después de mucho tiempo a la greña, PP y Ciudadanos han sellado un pacto temporal de no agresión para forzar la comparecencia de Pedro Sánchez en el Congreso. Las seguridades transmitidas desde la Moncloa sobre la corrección de la tesis doctoral del presidente del Gobierno no hicieron mella en la oposición y tanto Pablo Casado como Albert Rivera volvieron ayer a reclamar que dé explicaciones en la Cámara. Una petición que se llevará el viento porque el PSOE y sus socios en la moción de censura la rechazarán.

Populares y liberales han mantenido durante todo el verano una dura pugna por hacerse con el electorado conservador. En ese enfrentamiento llegaron al choque abierto en Cataluña con acusaciones de grueso calibre. Ciudadanos acusó al PP de pasividad ante la campaña de los independentistas con los lazos amarillos de solidaridad con los dirigentes presos y el secretario general los naranjas, José Manuel Villegas, llegó a afirmar que los populares habían «asumido» el discurso soberanista por no ser beligerantes ante esa propaganda. El PP, a su vez, tachó a Ciudadanos de «provocador» por entrar en el cuerpo a cuerpo callejero con Rivera e Inés Arrimadas retirando plásticos amarillos en una localidad barcelonesa.

El bálsamo

Pero la tesis doctoral de Sánchez actuó como un bálsamo para estas diferencias. Aunque los populares se mostraron muy cautelosos en toda la polémica del máster plagiado de la ministra de Sanidad, no en vano la misma espada de Damocles pende sobre Casado, se sumaron después de unas reticencias iniciales a la ofensiva contra el presidente del Gobierno. Ciudadanos pidió la colaboración del PP para plantear la petición de comparecencia de Sánchez en el Congreso, porque los liberales por sí solos no reúnen los 70 diputados necesarios para solicitarla, y la respuesta fue positiva.

Casado y Rivera evidenciaron ayer que su sintonía ha mejorado y reiteraron la exigencia de explicaciones al presidente del Gobierno a pesar de los resultados negativos de los análisis de los programas antiplagio. El líder de Ciudadanos quiere saber «quién fue el 'negro'» que coescribió con Sánchez el trabajo académico y «qué relación política o personal» tenía con los miembros del tribunal que otorgó un sobresaliente 'cum laude'. El presidente del PP reclamó las explicaciones en sede parlamentaria porque una tesis doctoral no es cualquier cosa, es «un documento público que concede un rango académico y habilita para ejercer la docencia», y un presidente del Gobierno no puede falsearla como apuntan «informaciones muy documentadas».

Pero la petición tiene escasas posibilidades de ser aprobada el próximo martes. Pasará el filtro de la Mesa del Congreso, en la que PP y Ciudadanos tienen la mayoría, pero no la de la Junta de Portavoces, en la que la preeminencia corresponde a PSOE, Podemos, Esquerra, PNV y PDeCAT en representación del grupo mixto. Para que la solicitud prospere se requiere la conformidad de los dos órganos rectores de la actividad parlamentaria. Los aliados gubernamentales han anticipado que con la publicación del trabajo académico se han difuminado sus dudas.

El número dos de Ciudadanos, sin embargo, no arroja la toalla y confía en encontrar apoyos nuevos para que Sánchez vaya a la Cámara. Villegas consideró imprescindibles las explicaciones porque «España tiene que saber si el presidente hizo o no trampas» con su tesis doctoral y el marco adecuado para desvanecer esas sospechas es el Congreso.

Más

Contenido Patrocinado

Fotos

Vídeos