Ciudadanos busca consolidarse y estrenarse en el gobierno

C. C. SEVILLA.

La formación de Albert Rivera busca en estos comicios andaluces frenar al nuevo PP, en ascenso de nuevo tras la llegada de Pablo Casado y una vez pasado página a la corrupción. Ciudadanos quiere capitalizar además el éxito de su estrategia en el debate catalán, que le disparó en las encuestas el pasado año antes de que la moción de censura a Mariano Rajoy le dejara fuera de juego.

La aspiración de los liberales es superar los nueve diputados con los que cuentan ahora, y para ello ya han anunciado la intención de explotar los orígenes andaluces del propio Rivera y de la portavoz nacional Inés Arrimadas, conscientes del tirón de ambos frente al perfil gris de su líder en esta comunidad, Juan Marín. Un buen resultado supondría un espaldarazo para los naranjas de cara a las municipales de mayo y las generales.

Su principal rémora será deshacerse de la imagen de sostén del PSOE durante tres años sin haber resultado incómodo en ningún momento, reprochan el resto de fuerzas. Sin embargo, los sondeos apuntan a que volverán a ser socios prioritarios tanto de PSOE como de PP, en el caso de que salgan los números, aunque en cualquier caso exigirán formar parte del ejecutivo y estrenarse en labores de gestión.

Contenido Patrocinado

Fotos

Vídeos