Casado y Rivera quieren sellar el acuerdo antes de Navidad

Sus números dos se reúnen a la vuelta del puente de la Constitución para comenzar las negociaciones

M. E. ALONSO

MADRID. El PP y Ciudadanos ya han encontrado su primer punto de encuentro para la formación de un Ejecutivo en Andalucía. Se trata de la fecha límite para alcanzar un acuerdo y que ambas formaciones fijan en el 27 de diciembre. Ese día se constituye el Parlamento autonómico y tanto Pablo Casado como Albert Rivera quieren tener cerrado para Navidad el pacto que garantice la alternancia en la Junta tras 36 años de monopolio socialista.

Con el reloj puesto en marcha, conservadores y liberales ultiman la primera reunión, que será a la vuelta del puente de la Constitución, tras la conversación telefónica que mantuvieron los respectivos secretarios generales, Teodoro García Egea y José Manuel Villegas, el pasado miércoles.

El PP acudirá a la cita dispuesto a sellar un «acuerdo global» con Ciudadanos, que incluya la Mesa del Parlamento y la investidura de Juan Manuel Moreno. Un pacto de «47 escaños» que apoyaría Vox desde fuera, ahora que ha dejado claro que no está en sus planes entrar en el Ejecutivo ni en el reparto de carteras. El partido naranja lo hará con la candidatura de Juan Marín bajo el brazo como único posible sucesor de Susana Díaz.

De momento, Rivera y su círculo no dan su brazo a torcer y sueñan con una Junta de Andalucía presidida por Ciudadanos con el apoyo del PP y la abstención del PSOE. Entienden que su candidato está legitimado pese a haber quedado en tercera posición por ser el partido que más crece y el único al que los andaluces «no le han quitado su apoyo» (los socialistas ganaron con catorce escaños menos que en 2015 y los populares quedaron en segundo lugar pese a perder siete). Tampoco tienen previsto entablar diálogo alguno con el partido de Santiago Abascal, salvo que sea imprescindible.

En las filas naranjas no esconden que la apuesta por Marín no pasa de ser un envite fuerte para abrir la negociación desde una posición rentable para cuando llegue el momento de aceptar que el presidente sea Moreno. A cambio, Ciudadanos podría exigir varios sillones del Ejecutivo, incluida la Vicepresidencia. Unas cesiones que ya contemplan en la dirección del PP, que estaría dispuesta además a ceder la Presidencia de la Cámara andaluza al equipo de Marín para que la operación fructifique. «Tiempo y discreción», pidió Casado durante los actos del 40 aniversario de la Constitución.

El presidente de los populares considera que hay muchas posibilidades de alcanzar el acuerdo con Ciudadanos, que tendría muy complicado explicar a sus votantes porqué no ha secundado el gran cambio andaluz. En ningún caso las dos formaciones abocarán a Andalucía a unas nuevas elecciones porque saben que una repetición podría otorgar al PSOE y a Adelante Andalucía la mayoría que ahora no tienen.

 

Fotos

Vídeos