Casado invita a Ciudadanos a plantear una moción de censura contra Torra

P. DE LAS HERAS

Madrid. El PP intenta volver a poner a Ciudadanos contra las cuerdas. El presidente del partido conservador, Pablo Casado, reclamó ayer a la formación de Albert Rivera que presente una moción de censura contra el presidente de la Generalitat, Quim Torra, aprovechando la división del independentismo y su incapacidad de armar una mayoría.

Los populares ya presionaron a Inés Arrimadas para que se presentara a la investidura después de las elecciones de diciembre. Ciudadanos se convirtió en aquellos comicios en la primera fuerza de la Cámara autonómica, con 36 diputados de 135, mientras la representación del PP quedó reducida a la máxima expresión con apenas 4 escaños. Arrimadas nunca dio el paso porque sabía que no tendría votos suficientes para ganar. Lo mismo ocurre ahora.

«La moción de censura en Cataluña necesita 68 diputados, mayoría absoluta -advirtió esta misma mañana el secretario general del partido, José Manuel Villegas, en los pasillos del Congreso-; está claro que los números no dan». Fuentes de la formación añaden, además, que políticamente una moción de censura tendría el indeseable efecto de cohesionar a las fuerzas secesionistas.

Retratar a Sánchez

Casado no ocultó, durante la sesión de control al Ejecutivo, que en su exigencia pesa también el deseo de que los socialistas se retraten. Tras los comicios de 2017, la dirección del PSOE se subió al carro popular con sus apelaciones a Arrimadas. «Proclamarse victorioso también comporta una responsabilidad y esa responsabilidad significa iniciativa», adujo el secretario de Organización, José Luis Ábalos. Ahora no consideran que sea momento para una moción. Pedro Sánchez depende del apoyo de los independentistas a los Presupuestos para agotar, como pretende, la legislatura. Además, los socialistas coinciden con Cs en que ante un intento de descabalgarlos del poder, ERC y JXC se replegarían.

El Ejecutivo sostiene que ha sido en buena medida su estrategia de «diálogo y ley» la que ha roto el bloque independentista y ha permitido que se ratifiquen en su postura aquellos que buscaban una pista de aterrizaje para abandonar la vía unilateral. A su juicio, se abre ahora una oportunidad.

 

Fotos

Vídeos