Casado: "Es una 'fake news', me siento víctima porque antes de político soy persona"

El presidente del PP y candidato a la Presidencia del Gobierno, Pablo Casado, ha asegurado sentirse víctima de una "fake news" y ha aclarado que una de las medidas incluidas en su futura Ley de Maternidad pasa por garantizar la confidencialidad de las madres que deciden dar sus hijos en adopción. "El PP propone que las madres embarazadas que deciden entregar a su hijo en adopción, en vez de abandonarlo, tenga garantizada la confidencialidad, los mismos derechos si estuviera regularizada o no", ha señalado Casado en su intervención en la Universidad Europea Miguel de Cervantes de Valladolid donde ha recogido el premio a 'Mejor comunicador'. De este modo, Casado ha asegurado que se ha visto obligado a aclarar algo que él no dijo y que se basaba en que las mujeres inmigrantes sin papeles se "blindaban" si entregaban a su hijo en adopción, una aseveración que, según ha subrayado, se trata de una 'fake news' que por error se publicó en un medio de comunicación y que fue corregido posteriormente. "Es una 'fake news', me siento víctima porque antes de político soy persona, me resulta de especial gravedad", ha lamentado Casado, quien ha reiterado: "Yo no he dicho nada, no hay nota de prensa y, sin embargo, hoy está en todas las tertulias y vemos a todos los partidos de la oposición intentando decir una barbaridad que yo jamás admitiría ni en un adversario". Casado ha entonado un "no todo vale", para quejarse de la utilización que han hecho sus adversarios de la propuesta del PP, comparándola, por ejemplo con "el robo de niños", dentro de lo que denominó "campaña sistemática" para ubicarle como "un facha, un extremista religioso, un machista o un racista", como se ha intentado hacer por determinados partidos y medios, dijo, desde que fue designado presidente del PP. Por eso pidió "responsabilidad" a sus adversarios, porque "una barbaridad de este calibre lo que tiene que hacer es que uno sospeche de que no puede ser verdad" y que de lo que se trata es de "menoscabar la reputación de alguien". Casado ha agradecido los mensajes de apoyo recibidos en las últimas horas y, más en concreto, los de determinados periodistas que le han trasladado que "no todo vale" y que esta situación es "inadmisible". No obstante, ha lamentado que se inicien acciones para entrar en una campaña que ha considerado "de libro", con afirmaciones como las de que es un "facha" y un "extremista religioso" para pasar al tildarle de "machista, racista". "Ya llegaremos a lo de que contamino mucho y la homofobia porque esto forma parte del manual del mal candidato de izquierdas", ha criticado. En este punto de su discurso ha pedido "responsabilidad" a sus adversarios políticos y ha garantizado que él nunca caería en algo tan "soez" como "mentir" para tener un "rédito". A esto ha sumado la petición de "rigor" a los medios de comunicación. "Hay que cotejar si una barbaridad de este calibre se ha podido decir por un político cabal o sospechar de que lo que se intenta es menoscabar su reputación, yo soy de los que hablo claro, buena relación con todos nunca he roto interlocución con ninguno, antes de políticos somos personas y hay cuestiones que no podemos tolerar", ha censurado.-Redacción-