Caen las ventas del textil en un tormentoso inicio de verano

Paraguas en mano y con el jersey puesto, no apetece comprar ropa de baño. Tiendas casi vacías y clientes con abrigo y manga larga entre bikinis y ropa de verano. El comercio textil acumula cinco meses con ventas en negativo. El frío y la intensa lluvia de la primavera han hecho caer las ventas más de un cuatro por ciento en lo que llevamos de año. Algunos comerciantes hacen promociones para intentar vender, pero el sector intenta remontar la crisis y no instalarse en las ofertas permanentes. El comercio no puede permitirse menos ingresos con unos alquileres y costes que crecen. La venta online, que puede responder a los vaivenes meteorógicos de manera más inmediata.