Ruth Beitia abre la primera crisis en el PP de Casado al retirarse de la política

Ruth Beitia abre la primera crisis en el PP de Casado al retirarse de la política

La campeona olímpica había sido designada hace solo unos días por Génova para encabezar la candidatura a la presidencia de Cantabria

NURIA VEGA y ANDER AZPIROZMadrid

La designación de Ruth Beitia como candidata del PP a la presidencia de Cantabria a punto estuvo de abrir una crisis en el partido y su salida, de forma precipitada y sin aclararse muy bien el motivo, lleva el mismo camino. La deportista ha trasladado al presidente del PP su decisión de renunciar a encabezar la candidatura del partido a la Presidencia de Cantabria y que dejará la vida política por razones «estrictamente personales y familiares». La noticia llega apenas dos semanas después de que la campeona olímpica fuera elegida por la dirección nacional del partido la eligiera, de forma unilateral, para encabezar el ticket electoral del PP en la región en las elecciones autonómicas del próximo 26 de mayo. Una decisión que la catapultó a la primera línea después de una década de carrera política, la misma que hoy abandona.

La salida de Ruth Beitia del PP no la aparta solo de la pugna electoral por la Presidencia de Cantabria en las próximas elecciones del 26 de mayo. La exatleta y campeona olímpica también dejará la Secretaría de Deportes y abandonará su puesto en la Ejecutiva Nacional popular, además de su escaño en el Parlamento cántabro.

Beitia ha agradecido el respaldo de Pablo Casado así como todo el apoyo que ha recibido por parte del partido durante sus más de diez años de actividad política en la región. Una década en la que la exatleta compaginó su carrera profesional, copada de títulos y victorias deportivas, con su trabajo en Cantabria, donde es diputada regional desde 2011, ocupando el cargo de secretaria primera de la Mesa del Parlamento cántabro en la VIII Legislatura. Además, entre 2008 y 2012 fue vocal del Comité Ejecutivo Regional del PP.

En un comunicado, el PP ha querido agradecer el trabajo eficaz e intenso que ha desarrollado la campeona olímpica por los intereses de Cantabria y de sus ciudadanos. En la misma nota, el partido ha informado de que será la «única declaración pública» que hará Beitia, quien ha pedido «que se respete su decisión», por lo que no se aclaran del todo los motivos reales de su renuncia.

Ahora el PP vuelve al punto de partida y va a proponer a la presidenta del partido en Cantabria, María José Sáenz de Buruaga, como candidata a la Presidencia de la comunidad autónoma en sustitución de Beitia para los comicios del 26 de mayo.

Presión mediática

Lo que no deja de ser una realidad es que en estas dos últimas semanas Ruth Beitia no ha conseguido apartar de ella el foco mediático. Primero, a nivel regional, por el modo en que fue designada y más tarde a nivel nacional. Menos de 24 horas después de su presentación oficial como candidata del Partido Popular a la presidencia de Cantabria, la exdeportista se enfrentó a su primera entrevista en directo y a su primer «jardín» mediático.

«Se debe de tratar por un igual a un animal, si es maltratado, que a una mujer o a un hombre porque todos al final somos humanos y hay que valorar cada caso de forma individual», dijo Ruth Beitia en Onda Cero cuando se le preguntó sobre la Ley de Violencia de Género.

Sus palabras generaron tanto revuelo que hasta el secretario de Organización, Javier Maroto, se tuvo que acercar a Santander para respaldar a Beitia, sobre la que ya sobrevolaban rumores de que podía dar la espantada. La olímpica reapareció este viernes pasado en la convención nacional del PP, donde los populares cántabros trataron de dar una imagen de unidad.

Más información