La batalla soterrada de las municipales

El Partido Popular sueña con la remontada, pero puede despertarse sin los bastiones autonómicos que le quedan. Y se salva Galicia, porque no hay elecciones. Le ganaría el PSOE en Murcia, en Castilla y León, en La Rioja y en Madrid. Y aunque pide aunar el voto, sólo los salvaría con Ciudadanos y Vox. En La Rioja y Madrid, puede que ni por esas. Y no sería la única mala noticia para Pablo Casado. Ciudadanos amenaza con sobrepasar al PP en Aragón, Baleares y Madrid. En Comunidad y Ayuntamiento. Otras capitales con posible sorpaso, Zaragoza, Mérida, Huelva y Málaga. No se descarta que los naranjas acaben gobernando con PP y Vox. O que acuerde con el PSOE que, como en casi todos los sitios, va a ganar. El consuelo del PP, agarrados a algunas encuestas, recuperar ayuntamientos como Sevilla, Valladolid o Toledo. Incluso Madrid de carambola. Y mantener algunas plazas como Santander, Logroño, Murcia, Almería, Granada y Jaén. El PP, en caída; el PSOE, en alza, pero sin fiarse. Ganarían en todas las Comunidades Autónomas salvo en dos: Cantabria, donde entrará en el Ejecutivo, y Navarra, donde puede ser decisivo para formarlo. Y también serán los más votados en prácticamente todas las capitales. Gobernar ya será otro cantar. Unidas Podemos a la baja le puede desbaratar algunas investiduras, pese a que ganen con holgura, como Extremadura y Castilla-La Mancha. Los números darían en Canarias y La Rioja, tras 24 años de dominio popular. Como en la Comunidad de Madrid, muy igualada. Al igual que el consistorio, de los pocos que pueden quedar en pie de los conocidos como Ayuntamientos del Cambio.