Piden 21 años y 5 meses de cárcel para el acusado de matar y quemar a una mujer en un parque de Sevilla

El Ministerio Público solicita que el investigado indemnice con 80.200 euros al hijo y con otros 80.200 euros a los padres de la fallecida

EPSevilla

Un jurado popular enjuiciará a partir del próximo día 26 de noviembre en la Audiencia Provincial de Sevilla a Miguel Ángel F.D., acusado de matar y agredir sexualmente a una mujer en el Parque Amate de Sevilla en julio de 2017, tras lo que quemó el cuerpo de la víctima «con intención de ocultar cualquier vestigio biológico», según indica la Fiscalía en su escrito de conclusiones provisionales y en el que pide para el enjuiciado una pena de 21 años y cinco meses de prisión. Mientras el día 27 de noviembre declararán los testigos y al día siguiente comparecerán los peritos.

En su escrito de conclusiones provisionales, el Ministerio Público solicita para el acusado 15 años de prisión por un presunto delito de homicidio; seis años de cárcel por un delito de agresión sexual en grado de tentativa con la agravante de reincidencia y cinco meses de prisión por un delito de profanación de cadáveres, así como que indemnice con 80.200 euros al hijo de la fallecida y con otros 80.200 euros a los padres de la víctima, nacida en 1978 y natural de Sevilla.

La Fiscalía relata que los hechos se produjeron sobre las 00.00 horas del día 27 de julio de 2017, cuando el acusado, que ya fue condenado en 2006 por un delito de agresión sexual a nueve años y seis meses de cárcel, se encontró con la fallecida en un punto de venta de droga «y ambos convinieron mantener relaciones sexuales» en el interior del Parque Amate, «pactando que el acusado le invitaría a consumir sustancias estupefacientes y le pagaría además 20 euros».

El acusado ya fue condenado en 2006 a nueve años de cárcel por un delito de agresión sexual

Al hilo de esto, el Ministerio Público indica que ambos accedieron al parque y «esperaron a que cerrara al público», tras lo que «se sentaron en una zona oculta» y consumieron droga, entregándole el acusado 20 euros que la víctima guardó en su bolso. Al llegar el momento de mantener relaciones sexuales, la fallecida se quitó el pantalón pero no el body que llevaba abrochado, «por lo que se inició una fuerte discusión entre ambos al interpretar el acusado que pretendía engañarle».

De este modo, y según pone de manifiesto el fiscal, la víctima se puso de pie, se vistió e intentó marcharse del lugar, pero el investigado «se lo impidió» y, «con evidente ánimo de mantener las relaciones sexuales por las que había pagado, aprovechando que no había nadie en el lugar que pudiera escuchar los gritos de auxilio« de la víctima, »la golpeó y retuvo«.

La Fiscalía considera que el encausado «la agarró con su brazo por detrás del cuello, apretando hasta que la hizo caer al suelo», de forma que la mujer quedó tumbada boca arriba, «momento en que el acusado, sentado a horcajadas sobre ella, siguió apretándole fuertemente el cuello con una mano y con otra la inmovilizaba» hasta que la fallecida «dejó de respirar».

Prendió fuego al cadáver

En este sentido, el Ministerio Público agrega que el acusado, «al verla inmóvil, le arrancó la ropa y la desnudó», tratando de mantener relaciones sexuales, «pero desistió al comprobar que había fallecido», tras lo que, pasado un tiempo y «con intención de ocultar cualquier vestigio biológico», cogió una manta que habían usado y le prendió fuego con un mechero, quemando así el cadáver de la mujer, tras lo que el investigado se marchó del lugar de los hechos.

El parque, en ese momento, ya estaba abierto al público, de forma que el fuego alertó a varias personas que avisaron a su vez a la Policía, señala el fiscal, que concluye que la víctima falleció por asfixia mecánica por estrangulación a mano y sofocación entre las 00.00 y las 3.00 horas del día 27 de julio de 2017.

Según precisa el Ministerio Público, el acusado no padece alteraciones ni anomalías psicopatológicas que impliquen un menoscabo de sus facultades intelectivas ni volitivas.

Posteriormente a estos hechos, en concreto el 2 de septiembre de 2017, el encausado, con 40 años de edad actualmente, fue detenido por un delito de agresión sexual cometido el 28 de agosto de 2017 en el Parque de Tamarguillo de la capital andaluza, hechos por los que se sigue otra causa en el Juzgado de Instrucción número 17 de Sevilla. Desde entonces se encuentra en prisión provisional.

Contenido Patrocinado

Fotos

Vídeos