Un artista pinta sobre la tumba de Franco una paloma de la paz roja

Momento en el que Tenreiro es retenido tras pintar la tumba de Franco. :: Pedro armestre/
Momento en el que Tenreiro es retenido tras pintar la tumba de Franco. :: Pedro armestre

El autor, el escultor gallego Enrique Tenreiro, se enfrenta a un delito de daños con agravante de odio

M. S. P. MADRID.

Eran las 10:50 horas de la mañana y en la basílica del Valle de los Caídos se preparaban para la misa de once. El artista Enrique Tenreiro, ya conocido por hacer provocadoras 'performances' semidesnudo en su Galicia natal e, incluso, en Nueva York, logró pasar los reforzados controles de seguridad del templo, que incluyen arcos detectores de metales, sin problema. Había estudiado previamente el escenario y pasó con un frasco lleno de pintura en un bote de plástico.

Con Tenreiro había llegado el fotoperiodista Pedro Armestre, que debía documentar la acción. Ambos se acercaron al altar mayor sin problemas, incluso sorprendidos de que no hubiera seguridad junto a la losa que cubre los restos del dictador. El artista se acercó a la tumba, se arrodilló como si fuera a rezar y en un momento dado, tras retirar rápidamente las flores y velas, sacó su pintura roja y dibujó una gran paloma de la paz con la leyenda «Por la libertad». Tenreiro pudo completar su testimonio gráfico ya que hasta 35 segundos después ningún miembro de seguridad apareció en escena.

«Por la libertad y la reconciliación de los españoles, para que no haya ningún bando vencido», gritó al ser apresado por los miembros de la seguridad privada. «No estoy en contra de la unidad de España, pero Franco mató a muchísima gente», dijo tras ser reprendido por varios de los visitantes de la basílica.

Los vigilantes retuvieron al artista y lo entregaron a los agentes de la Guardia Civil, que lo pusieron en libertad. Tenreiro quedó en calidad judicial de investigado por un delito de daños con posible agravante de odio.