El PP abre sus sedes para buscar una mayor participación

El exministro José Manuel García-Margallo, ayer en Alicante. :: M. Lorenzo / EFE/
El exministro José Manuel García-Margallo, ayer en Alicante. :: M. Lorenzo / EFE

El comité organizador pide a los territorios que faciliten este fin de semana la inscripción de los afiliados para votar en las primarias

M. E. A.

MADRID. Los aspirantes a suceder a Mariano Rajoy se han echado ya a la carretera. Los seis candidatos comenzaron ayer una campaña electoral que acabará el próximo 4 de julio, un día antes de que los militantes del PP elijan por primera vez en las urnas al próximo presidente del partido. Para que esto suceda, los más de 869.000 afiliados censados tienen que pasarse antes del lunes por sus sedes y presentar un escrito en el que comunican su intención de participar en el proceso. Un trámite previo, que genera temor dentro de las filas populares ante la posibilidad de que este requisito reglamentario comporte una baja participación de las bases que deslegitime la elección del nuevo líder del PP.

Con el objetivo de facilitar la inscripción de los afiliados, la comisión organizadora del congreso dio orden a última hora del viernes para que las principales sedes del PP estén abiertas durante todo el fin de semana. Aunque no se ha marcado un horario específico, desde el equipo que dirige el eurodiputado Luis de Grandes, se ha pedido que se mantengan abiertas durante un horario «razonable» para que los militantes tengan el mayor tiempo posible para formalizar los trámites.

La comisión ha habilitado un formulario de inscripción, disponible tanto en formato físico en todas las sedes del partido como en versión electrónica en la página web correspondiente. En él, aparece «obligatoriamente el nombre, apellidos, DNI, una dirección de correo electrónico, sede en la que se está afiliado y firma del solicitante», según el reglamento aprobado para el XIX Congreso del partido.

El 5 de julio, aquellos militantes que se hayan inscrito y estén al corriente de pago -con 20 euros las deudas estarán subsanadas- decidirán en dos urnas. En una, votarán a los precandidatos, y en otra, elegirán a 2.612 de los de 3.134 compromisarios que tendrán en el cónclave del 20 y 21 de julio la última palabra sobre el sucesor de Rajoy.

A esta segunda vuelta sólo llegarán dos aspirantes como máximo. Eso sí, si en la votación de los afiliados uno de ellos recibe el apoyo de más del 50% de los votos, una diferencia de quince puntos sobre el segundo y es el más votado en la mitad de las circunscripciones, será proclamado candidato único. Una opción que el propio De Grandes descartaba este viernes tras la reunión del comité organizador ante la multitud de candidaturas.

Estreno de campaña

La exministra de Defensa, María Dolores de Cospedal se fue ayer a Barcelona a abrir oficialmente la campaña por la sucesión en el Partido Popular. Allí dejó claro que le hubiera gustado un artículo 155 más duro y que se hubiera actuado antes en Cataluña. «A algunos -recalcó- nos hubiera gustado». Y pidió al resto de aspirantes que «cuiden» al partido durante esta carrera electoral para no producirle «heridas ni fracturas» que luego «no se puedan coser».

Desde Málaga, Soraya Sáenz de Santamaría defendió que se presenta no solo «para ganar el congreso» del partido sino porque cree «que puedo ganarle las elecciones a Pedro Sánchez». En su opinión, ella es la mejor opción para intentar que el socialista esté el mínimo tiempo posible en la Moncloa y evitar así que «desmonte todo lo que los españoles han logrado con tanto esfuerzo» y con Rajoy en el Gobierno.

Pablo Casado se estrenó en Galicia, donde apareció junto a uno de los pesos pesados del partido Alberto Núñez Feijóo, que renunció a dar la batalla sucesoria. El presidente de la Xunta ya ha dejado claro que acompañará a todos los aspirantes que se acerquen a su tierra y ayer hizo lo propio con Casado en La Coruña. El diputado por Ávila aseguró que si es elegido líder de los populares nombrará «de inmediato las candidaturas municipales y autonómicas».

Aunque los organizadores han descartado para esta primera vuelta un cara a cara entre los candidatos, el exministro José Manuel García-Margallo desde Alicante y el diputado José Ramón García-Hernández desde Benicàssim apostaban por que sí hubiese debates sectoriales.

Contenido Patrocinado

Fotos

Vídeos