Sánchez Camacho se postulará como una alternativa a Mas

La líder del PPC, Alicia Sánchez-Camacho. /
La líder del PPC, Alicia Sánchez-Camacho.

La líder del PPC anuncia una conferencia para el próximo 3 de febrero, abierta a toda la ciudadanía, en la que se presentará como "alternativa" al "desgobierno y obsesión separatista" del presidente catalán

EFEbarcelona

La líder del PPC, Alicia Sánchez-Camacho, ha anunciado hoy una conferencia para el próximo 3 de febrero, abierta a toda la ciudadanía, en la que se presentará como "alternativa" al "desgobierno y obsesión separatista" del presidente catalán, Artur Mas.

En rueda de prensa tras la reunión de un comité de dirección "muy intenso" en la sede del partido, Sánchez-Camacho ha explicado que el PPC quiere ser la "alternativa" que "lidere el constitucionalismo y la convivencia en Cataluña" y establezca "prioridades reales" como la salida de la crisis y la creación de empleo, trabajar para políticas sociales y afrontar la pobreza y el fracaso escolar.

Además, también ha asegurado que se está culminando la agenda del presidente del Gobierno, Mariano Rajoy, y de varios de sus ministros, para aumentar la presencia del Ejecutivo en Cataluña, "dada la prioridad que supone para el Gobierno la política catalana y su futuro".

"En Cataluña, el 27 de septiembre, no se harán unas plebiscitarias, porque no existen. Lo que se hará son unas elecciones autonómicas y pediremos que se vote al PP, por la convivencia y la concordia", ha dicho la dirigente, que ha alertado de que las elecciones anticipadas "perjudican" que Cataluña siga siendo el "moto económico de España y de la recuperación".

La líder popular ha indicado asimismo que el presidente catalán, Artur Mas, y el de ERC, Oriol Junqueras, "utilizarán el Parlament no para gobernar, sino para hacer campaña electoral pagada con impuestos de todos los catalanes", en la que ha calificado como "la campaña más larga de la historia".

Es por ello por lo que ha considerado "necesario" que "se despierte la mayoría silenciosa", que "ha de decidir definitivamente el futuro de Cataluña, más aún cuando el independentismo se está desinflando y tiene serios problemas de enfrentamiento entre CiU y ERC".

A su juicio, el acuerdo entre ambos partidos es "de mínimos" y es un "fraude y una estafa" porque solo está pensando en el "interés partidista de Mas y Junqueras" y el "único acuerdo es seguir engañando a los catalanes".

Sánchez-Camacho, en todo caso, ha confiado en que el 27S sea la "oportunidad para liberarnos de la oligarquía independentista que ha estado gobernando Cataluña durante mucho años": "El proceso les saldrá mal, está en una vía muy delicada y frágil, porque la mayoría silenciosa se despierta y va masivamente a las urnas, será el voto de la convivencia el que ganará".

Sánchez-Camacho ha tildado a ERC de "cómplice" de Mas en el caso Pujol, al "evitar que dé explicaciones en el Parlament", por lo que se "descalifica ella sola", y ha instado por otro lado a aparcar un "conflicto inventado" y empezar a captar inversiones extranjeras que, ha dicho, se han reducido en Cataluña un 4 5%, mientras "suben en el resto de España".

Preguntada sobre las palabras de la vicepresidenta tercera del Congreso y dirigente del PPC, Dolors Montserrat, quien dijo que sería partidaria, a título personal, de que las elecciones generales se convocasen el próximo 27 de septiembre, coincidiendo con las autonómicas catalanas, ha insistido en que es "una opinión personal que no coincide con la opinión del partido".

"Mas y sus extravagancias no condicionan las agendas de partidos serios como el de Mariano Rajoy. El PP no cree en absoluto que el calendario de Mas condicione el calendario del Gobierno de España, que seguirá gobernando hasta el último momento", ha señalado.