La Fiscalía pide que se revoque el tercer grado a José Luis Núñez y su hijo

José Luis Núñez, el día en que abandonó la prisión. /
José Luis Núñez, el día en que abandonó la prisión.

Ingresaron en prisión el pasado 16 de noviembre para cumplir una condena de dos años y dos meses de cárcel por el 'caso Hacienda', y salieron de ella 40 días después

EFEBARCELONA

La Fiscalía ha pedido que se revoque el tercer grado concedido las pasadas Navidades al expresidente del FC Barcelona JoséLuis Núñez y a su hijo Josep Lluis, tras permanecer 40 días entre rejas condenados por sobornar a inspectores de Hacienda, han informado fuentes judiciales.

El empresario constructor y expresidente del Fútbol Club Barcelona José Luis Núñez Clemente y su hijo, Josep Lluís Núñez Navarro, ingresaron en la prisión de Quatre Camins el pasado 16 de noviembre para cumplir una condena de dos años y dos meses de cárcel por el 'caso Hacienda', impuesta por el Tribunal Supremo, y salieron de ella el 24 de diciembre, al concederles la Generalitat el tercer grado. Desde entonces, los Núñez, como cualquier preso beneficiado por el tercer grado, sólo han ido a la cárcel a dormir los días lectivos.

En sendos recursos presentados hoy, la Fiscalía pide al juez de vigilancia penitenciaria que revoque el tercer grado que les fue concedido a los Núñez por la subdirección general del Departamento de Justicia de la Generalitat, a propuesta de la Junta de Tratamiento de la cárcel de Quatre Camins, en La Roca del Vallès (Barcelona).

Gravedad de los delitos

Según han informado las fuentes judiciales consultadas, la fiscalía esgrime en sus recursos que se debe revocar el tercer grado a los Núñez dada la gravedad de los delitos por los que fueron condenados en el 'caso Hacienda', que fue definido en la sentencia como uno de los mayores casos de corrupción destapados en Cataluña.

La fiscalía también expone que los Núñez no se han arrepentido, como ya puso de relieve el ministerio público cuando pidió su ingreso inmediato en prisión mientras el expresidente azulgrana y su hijo aguardaban la resolución de su petición de indulto al Gobierno. Otro de los argumentos que sostiene la Fiscalía es que con la pena de cárcel también se pretende dar ejemplo y prevenir la aparición de más casos de corrupción.

La fiscalía rechaza en sus recursos uno de los argumentos que defendió la Generalitat para conceder el tercer grado a los Núñez, según el que están integrados en la sociedad, por entender que este argumento no es suficiente.

Reproche "social" contra los condenados

La Audiencia de Barcelona condenó, en julio de 2011, a seis años de prisión al expresidente del FC Barelona José Luis Núñez y a su hijo Josep Lluís por sobornar a inspectores de Hacienda para que hicieran la vista gorda en sus revisiones y eludir así el pago de impuestos por valor de trece millones de euros de los beneficios obtenidos por el grupo constructor que administran, el grupo Núñez y Navarro.

En la sentencia, el tribunal pidió "un reproche, no solo penal, sino incluso social" contra los condenados, ya que articularon "una auténtica trama de corrupción" para enriquecerse "a costa del resto de ciudadanos". No obstante, el Tribunal Supremo rebajó en enero del pasado año la condena hasta los dos años y dos meses de cárcel, ante lo que los Núñez solicitaron una petición de indulto al Gobierno.

La Sección Novena de la Audiencia de Barcelona, de acuerdo con el criterio de la fiscalía, ordenó el ingreso en prisión de los Núñez, alegando que el Gobierno no concede indultos por casos de corrupción y recriminando a los acusados las "gravísimas" conductas por las que fueron condenados.