Localizan a 29 fusilados en el franquismo en una fosa común en Sevilla

Trabajos de exhumación en una fosa del franquismo. /
Trabajos de exhumación en una fosa del franquismo.

Los investigadores creen que encontrarán allí restos de unas 60 personas

EFE SEVILLA

Un equipo de investigación ha localizado en una fosa común del cementerio de El Madroño (Sevilla) los restos mortales de al menos 29 personas que fueron fusiladas durante la represión franquista, que castigó especialmente a esta localidad de la sierra norte sevillana.

Los investigadores creen que encontrarán más restos en la fosa común, donde calculan que hay 60 personas, debido a la superposición de los cuerpos, ha informado Rafael López, presidente de la Asociación de Memoria Histórica y Justicia de Andalucía, que ha promovido la excavación junto al Ayuntamiento de El Madroño.

Muchos de los restos localizados están en mal estado de conservación, especialmente los que aparecieron bajo pedruscos de grandes dimensiones que fueron utilizados en algunos de estos enterramientos.

Los huesos encontrados en la fosa, de dos metros de ancho por once de largo, aparecieron en disposiciones anómalas, como separación de brazos, colocación boca abajo o las piernas cruzadas, lo que constata que fueron literalmente arrojados a la fosa, ha subrayado López.

Cuatro niveles de enterramiento

Los trabajos de investigación, dirigidos por la arqueóloga Elena Vera y el antropólogo forense Juanma Guijo, también permitieron apreciar que existen al menos hasta cuatro niveles de enterramiento por superposición.

Junto a los cuerpos aparecieron multitud de objetos personales, como carteras, cinturones, mecheros, botas y restos de prendas de vestir, como botones y gemelos.

Sobre la fosa común de la localidad, de unos 350 habitantes, el Ayuntamiento de El Madroño erigió hace veinte años un pequeño monumento en el que se honra a los que "dieron su vida por la libertad".

La fosa común, cuya excavación ha tenido una subvención de la Dirección General de Memoria Democrática de la Junta, está en uno de los muros perimetrales del cementerio, sobre el que se apreciaban los impactos de los proyectiles de las ejecuciones, según relataron los vecinos a los investigadores.

Los trabajos de excavación comenzaron el pasado 5 de mayo y se espera que concluyan la próxima semana.

Tras destacar el paso que han dado para "dignificar" la memoria de los fusilados , el presidente de la asociación ha expresado "la importancia" del trabajo que han emprendido así como "el dolor que produce ver multitud de cuerpos tirados en una fosa" sin que "esto haya importado a los grandes poderes del Estado".