Volkswagen idea un futuro eléctrico

El grupo Volkswagen quiere reorganizar la producción de sus plantas. :: L.r.m.
/
El grupo Volkswagen quiere reorganizar la producción de sus plantas. :: L.r.m.

El grupo alemán reorganiza sus plantas en línea con la estrategia de electrificación que debe afrontar

El grupo automovilístico Volkswagen (al que pertenecen Volkswagen, Audi, Skoda y Seat, entre otras) ha anunciado una reorganización de sus centros de producción, en línea con la estrategia de electrificación que está llevando a cabo, al tiempo que ha comunicado su intención de construir una nueva factoría en Europa del Este a partir de 2022.

Estas son algunas de las conclusiones de la reunión mantenida la semana pasada por parte del consejo de vigilancia de la corporación, en la que se ha confirmado que las plantas de Emden y Hanover se reconvertirán en los próximos meses y pasarán a fabricar vehículos eléctricos y producirán modelos de la familia ID desde 2022.

Fabricación cruzada

El grupo alemán busca sede para una nueva planta en Europa del Este El Seat Ateca dejará la República Checa y pasará a la nueva fábrica de VW

El responsable de Producción de Volkswagen, Oliver Blume, explicó que la compañía está haciendo a sus plantas estén más en forma de cara al futuro (donde la tecnología eléctrica alcanzar un peso mucho mayor) y resaltó que se maximizarán las sinergias, mediante la fabricación cruzada de marcas.

Así, en Emden se ensamblarán coches pequeños y sedan de diferentes marcas del grupo, mientras que Hanover se especializará en la producción del ID Buzz, al tiempo que también se encargará de montar vehículos con motores convencionales.

Por su parte, la fabricación del Passat se trasladará a la planta de Skoda en Rep. Checa, donde se fabricará junto con los Skoda Superb y Kodiaq desde 2023, mientras que los Skoda Karoq y Seat Ateca dejarán dicha fábrica para fabricarse en una nueva factoría «multimarca» del grupo, que está buscando una localización en Europa del Este.

Ante esta reorganización el presidente del comité de empresa la compañía, Bernd Osterloh, se mostró «orgulloso» de que se haya podido localizar en Alemania la fabricación a gran escala de modelos electrificados. Osterloh destacó que la transformación hacia la nueva movilidad representa «retos enormes» para la fuerza de trabajo y para el conjunto del sector del automóvil y afirmó que Volkswagen está dando forma a esos retos y está mandando un «mensaje claro» a toda la industria.

Así, apuntó que el principal criterio para esta reorganización industrial ha sido la utilización óptima de la capacidad productiva instalada, al tiempo que recordó que el consorcio tiene el objetivo de aumentar un 30% su productividad hasta 2025.

 

Fotos

Vídeos