PRESTACIONES EN CUATRO METROS

PRESTACIONES EN CUATRO METROS

OPEL CORSA GSI

::

Opel recupera la versión GSi para la gama Corsa. Siglas que ya equipan a la variante más potente del Insignia y que rescatan la deportividad de los anteriores modelos OPC, los que proporcionan las mejores prestaciones. Con el Corsa GSi, la marca vuelve a ofrecer un vehículo que es perfectamente utilizable en el día a día, garantiza un buen comportamiento en un tramo de rallye y la mejor estabilidad en el circuito más revirado.

Los primeros deportivos GSi son del año 1984, concretamente el Manta y el Kadett, que compartían el motor 1.8 litros de 115 CV de potencia. Cuatro años más tarde, aparecía el propulsor dos litros de 16 válvulas para el Kadett GSi 16V con un brillante rendimiento gracias a sus 150 CV, mecánica que también se comercializó en el Astra.

El pequeño utilitario de Opel se convierte en un deportivo por el chasis OPC puesto a punto en el exigente circuito de Nürburgring, banco de pruebas para todos los fabricantes en el momento de analizar comportamiento, estabilidad o frenos, por citar las tres más importantes. El nuevo Corsa sirve por tanto de base para iniciarse en competición, es el modelo ideal para un conductor exigente que quiere elevadas prestaciones en una carrocería pequeña pero con la ventaja de que circula con toda facilidad por ciudad.

Esa combinación de chasis más preparado para un uso continuado y los frenos de disco, con las pinzas pintadas en rojo, son responsables, por una parte de una mejor estabilidad y, por otra, de cortas distancias de frenado, sobre todo cuando se montan las llantas de aleación ligera más grandes, de 18 pulgadas con neumáticos deportivos 215/40 ZR18.

La carrocería de tres puertas del GSi no pasa desapercibida. En el frontal, las entradas de aire son más grandes, la calandra tiene forma de nido de abeja y el logo Blitz de Opel se coloca en el centro soportado por dos "alas" cromadas en el capó esculpido. Otros elementos son el apéndice aerodinámico trasero de gran tamaño, marcadas taloneras en los laterales, pasos de rueda más grandes y las carcasas de los espejos retrovisores exteriores en imitación de fibra de carbono.

Los elementos decorativos refuerzan la imagen de la carrocería, con adornos cromados y detalles en negro como las molduras en la base de las lunas laterales. Detrás, la salida cromada del escape queda integrada en el diseño del paragolpes en el mismo color de la carrocería. Las lunas laterales posteriores son ahumadas. Los paragolpes y los tiradores exteriores de las puertas son en color de la carrocería. El GSi se reconoce además por la parrilla delantera pintada en color carbono, las llantas de aleación de 17 pulgadas y molduras laterales.

En el interior, los asientos y el volante son de tipo deportivo, con la palanca de cambios forrada en cuero y los pedales de aluminio. El volante es regulable en altura y profundidad y en la instrumentación incorpora el centro de información del conductor de 3,5 pulgadas. A pesar de su deportividad, cuenta con anclajes Isofix en las plazas laterales traseras. Los elevalunas son eléctricos y el cierre es centralizado con mando a distancia plegable. En las plazas traseras, el asiento es abatible en mitades asimétricas.

El Corsa GSi monta un potente motor turbo de 1.4 litros y 150 caballos de potencia. Es un propulsor brioso, que rinde especialmente por el empuje en segunda y tercera velocidad. Con un par máximo de 220 Nm, transmite una entrega de potencia uniforme entre 3.000 y 4.500 revoluciones y una notable progresividad desde bajas revoluciones.

Para un mayor control y mejor estabilidad, trasladar ese incremento de potencia requiere una estructura específica y por ello el GSi dispone de serie de un chasis más rígido que incluye una suspensión con reglajes de tipo deportivo. En el sistema de frenos, emplea discos delanteros y traseros y la dirección es asistida eléctricamente. El control de estabilidad añade la función de asistente de salida en cuesta y el sistema de monitorización de la presión de los neumáticos alerta al conductor si esta no es la correcta.

Con un cambio manual de seis velocidades de cortos desarrollos para un mejor aprovechamiento de la mecánica, acelera de cero a cien en 8,9 segundos y también sorprende por su capacidad de recuperación desde bajos regímenes del motor, con un tiempo para pasar de 80 a 120 km/h en quinta velocidad de 9,9 segundos. La velocidad máxima alcanza los 207 km/h. El consumo medio es de 6,1 litros.

Esta nueva versión del Corsa también podrá equipar la conectividad gracias al sistema multimedia IntelliLink, que traslada el mundo de los teléfonos móviles al interior del habitáculo y es compatible con Apple CarPlay y Android Auto. Es opcional el sistema de navegación, en conjunto con el conocido en la marca como Onstar con un punto wifi, los faros bixenón adaptativos y la cámara de visión trasera.

En el equipamiento se incluye retrovisores exteriores con carcasas en negro, ajustables eléctricamente, aire acondicionado con filtro antipartículas, alarma antirrobo, mandos al volante y sensor de aparcamiento delantero y trasero.

Contenido Patrocinado

Fotos

Vídeos