EL PEQUEÑO DE LA FAMILIA SUV

EL PEQUEÑO DE  LA FAMILIA SUV

SEAT ARONA

::

Fabricado en exclusiva en la planta de Martorell, el Arona es el primer modelo de la reciente familia de modelos SUV de Seat, con el Ateca como versión intermedia y el reciente Terraco como el de mayor tamaño. Se trata del mayor proceso de renovación de nuevos modelos en la historia de la marca, sin olvidar a los nuevos León e Ibiza. En los últimos años, el fabricante lleva un promedio de un vehículo nuevo cada seis meses, con una inversión total de 3.300 millones de euros en cuatro años.

El Arona es por tanto el primer crossover compacto de Seat, un vehículo que destaca por su comportamiento, un amplio habitáculo con un maletero de 400 litros de capacidad y una avanzada tecnología en materia de conectividad y seguridad activa. Es la combinación de unas dimensiones ideales para el tráfico urbano y las aptitudes todoterreno en el caso de que el usuario se atreva con los caminos de tierra.

Las dimensiones anuncian una longitud de poco más de cuatro metros (4,14 metros), una considerable anchura de 1,78 metros y una altura de 1,55 m. Los 19 centímetros de distancia al suelo es un espacio suficiente que facilita, por una parte, una cómoda accesibilidad al interior y por otra la capacidad suficiente para superar distintos obstáculos en conducción offroad. El espacio interior queda muy aprovechado, con una anchura de 143 cm en las plazas delanteras y 140 cm en las traseras.

Otra ventaja importante es la alta postura al volante para un mayor dominio y mejor visibilidad. Debido a la utilización de la plataforma modular del fabricante, más flexible, facilita la fabricación y se puedan montar en diferentes modelos con varios tipos de carrocería dentro del mismo segmento. Un chasis más resistente que proporciona un peso final más bajo, en beneficio de mayor seguridad, mejores prestaciones y consumo más bajo.

Como en el Ateca, el diseño del Arona transmite en el frontal una imagen robusta, similar al del resto de la gama Seat, con los faros y pilotos traseros de formas triangulares y tecnología led. A pesar de esa longitud de poco más de cuatro metros, el estilo es el de un vehículo crossover, con elementos característicos como las protecciones en los paragolpes, los pasos de rueda, las taloneras de plástico y otras con aspecto de aluminio en la parte baja de los parachoques.

El interior del Arona incluye un concepto de diseño con todo el cuadro de instrumentos ubicado en una posición más elevada para que el conductor quite la vista lo menos posible de la carretera en el momento de consultar cualquier elemento de la instrumentación. Es posible personalizar el interior por colores y acabados, y el exterior se divide en dos, con la parte baja por un lado y el techo más los pilares A y C por otro. El techo puede ir pintado en gris, negro, naranja o del mismo color que la carrocería.

El Arona es un vehículo muy seguro. Incorpora los más avanzados sistemas de ayuda a la conducción, habituales en sus hermanos mayores, como el asistente de frenada en ciudad y el asistente de arranque en pendiente, que son de serie en todos los niveles de equipamiento. Además, puede montar detector de fatiga, sensores de lluvia y luces y sistema de frenada multicolisión, alerta de tráfico posterior, detector de ángulo muerto, sistema de aparcamiento asistido y control de crucero adaptativo ACC con función Stop & Go.

Respecto a los sistemas de conectividad y confort, y gracias al sistema Full Link, es posible vincular el teléfono al coche mediante Seat DriveApp y Apple Car Play, Android Auto o Mirror Link. Otros elementos de equipamiento son el sistema de apertura y arranque sin llave, cámara de visión trasera de alta definición, pantalla táctil a color de 20,3 centímetros, cargador inalámbrico con amplificador de señal GSM y sistema de sonido Beats Audio con seis altavoces, un amplificador de ocho canales con 300 W y un subwoofer en el maletero.

La gama de motores inicial arranca en gasolina con el compacto propulsor de tres cilindros de un litro de cilindrada y 95 caballos de potencia con cambio manual de cinco velocidades, y un segundo más potente de 115 CV, con cambio manual de seis marchas o con el automático DSG de doble embrague y siete velocidades. El más potente es el nuevo 1.5 TSI de cuatro cilindros con 150 CV y tecnología de desconexión activa de cilindros, reservado para el más deportivo FR.

La oferta en diésel se centra en dos variantes del 1.6 TDI, con 95 y 115 CV. El primero, con cambio manual de cinco velocidades o en opción el DSG de siete y el más potente con cambio manual de seis marchas. También se venderá con una mecánica de gasolina adaptada para su utilización con gas (GNC).

Para mejorar aún más las cualidades dinámicas del Arona, el sistema Seat Drive Profile, de serie para el acabado FR, cuenta con tres modos de conducción: Normal, Eco, Sport e Individual. También es opcional una suspensión adaptativa más rígida, donde es posible optar por un modo normal y otro deportivo. La dirección lleva asistencia eléctrica y resulta rápida y precisa. El acabado deportivo FR equipa un diferencial electrónico XDS, que actúa en combinación con el selector de los modos de conducción Seat Drive Profile.

 

Fotos

Vídeos