El origen de una nueva saga

Pionero. El Cupra Ateca pasará a la historia como el primer modelo de una saga que se prevé larga. :: L.R.M./
Pionero. El Cupra Ateca pasará a la historia como el primer modelo de una saga que se prevé larga. :: L.R.M.

El Cupra Ateca es el primer exponente de la marca deportivaATECA

Hace apenas 8 meses, Seat alumbró Cupra, una marca cuyos modelos, el fabricante de origen español quiere ubicar un escalón por debajo del mercado premium, pero por encima de cualquiera de los vehículos ofertados por las marcas generalistas.

Y es precisamente ahí donde hay que situar al primero de los modelos que lleva el logo cobrizo de Cupra en su frontal, el Ateca.

Evidentemente basado en el modelo matriz de Seat, el Cupra Ateca mantiene algunas diferencias significativas con sus orígenes. Exteriormente, se aprecia un carácter más deportivo por la presencia de nuevos paragolpes (tanto en el frontal como en la trasera) y unas nuevas entradas de aire. En la parte delantera, además, se observa la parrilla superior con un efecto de nido de abeja en negro brillante, que incluye el logotipo de la nueva marca en el centro en color cobre. En la posterior, junto al nuevo parachoques sobresalen las cuatro espectaculares salidas del escape que ofrecen un sonido inconfundible y original (no necesita ser ecualizado ni tratado digitalmente para convertirse en sinfonía).

Seat espera acabar 2018 como líder español y crecer aún más en el año 2019

Ya en el interior, una de las novedades que ofrece el primer modelo Cupra es el nuevo cuadro de instrumentos digital 'Digital Cockpit', con una pantalla de 10,25 pulgadas en las que se puede elegir tres tipos de configuración a la hora de ver los datos en pantalla.

Diferentes

Algunos detalles como el logo de Cupra en el volante o en el respaldo de los asientos con tapicería Alcántara (que opcionalmente pueden ser tipo buquet) y las costuras en hilo de color cobre -el color de Cupra- diferencian a este modelo de su equivalente de Seat y le otorgan un carácter mucho más deportivo y agresivo...

Esos detalles, y el poderoso propulsor que monta. El Cupra Ateca cuenta con un motor de 2.0 litros TSI de cuatro cilindros que desarrolla 300 caballos de potencia, permitiendo acelerar al todocamino de 0 a 100 kilómetros por hora en 5,4 segundos y alcanzar una velocidad máxima de 245 kilómetros por hora.

El motor está asociado a una caja de cambios automática de doble embrague DSG de siete velocidades, modificada específicamente para dicho modelo, que además se combina con la tracción total 4Drive de tipo Haldex.

El nuevo modelo del fabricante español incluye el Control Dinámico de Chasis con amortiguadores adaptativos, tracción total 4Drive, dirección progresiva o el selector de modos de conducción Drive Profile (Comfort, Sport, Snow, Offroad, Individual y Cupra), entre las principales novedades. Una buena combinación a la hora de elegir permiten que el vehículo ofrezca sus mejores prestaciones, incluso al límite, sin que en ningún momento haya ni sensación de balanceo ni de cabeceo. El habitáculo se mantiene firme en la posición adecuada (al ser 10 mm más bajo que su 'hermano' de Seat le permite entrar más rápido en las curvas) pero por si acaso, existe la opción de incluir el Performance Pack que incluye sistema de frenado firmado por Brembo y llantas de nuevo diseño de 19 pulgadas en color cobre o plata.

En cuanto a seguridad, equipa asistentes de ayuda a la conducción como el de frenada de emergencia automática con detector de peatones, asistente de atascos, asistente de salida involuntaria de carril o detector de ángulo muerto. También incorpora tecnologías como el cargador inalámbrico para el teléfono, sistema de navegación System Plus con pantalla táctil a color de 8 pulgadas, cámara 360 grados con vista cenital en 2D y 3D, sistema de conectividad Full Link, apertura automática del portón del maletero, asientos calefactados, control de descenso y asistente de arranque en pendientes.

Más

 

Fotos

Vídeos