Renault Kadjar, más moderno y cómodo

Renault Kadjar, más moderno y cómodo

Detalles de diseño, más confort y ergonomía y mayor calidad percibida

Renault ha presentado el nuevo Kadjar, un modelo con un diseño más atractivo y confortable que optimiza la calidad, el confort y la ergonomía y además se beneficia de la experiencia con Nissan en materia de transmisión a las cuatro ruedas. El coche adopta nuevas motorizaciones de gasolina y diésel más eficaces, que ofrecen mayor confort de marcha.

Los cambios estéticos afectan a la parte delantera, con una calandra más ancha con detalles cromados, la firma luminosa en forma de C, característica de la gama Renault con los intermitentes de led integrados en las luces de día. Con la tecnología led Pure Vision, que es de serie a partir del nivel de acabado Intens, los faros antiniebla incorporan también luces led; estas luces son ahora rectangulares, lo que acentúa la imagen aventurera del modelo.

En la parte trasera, los intermitentes, las luces de marcha atrás y de niebla, estas integradas en el paragolpes, adoptan la tecnología led. En las versiones mejor equipadas, el paragolpes trasero presenta detalles cromados y la antena es con forma de aleta de tiburón. Se ofrecen dos nuevos tipos de llantas, de 17 y 19 pulgadas, así como tres colores nuevos en verde, azul y gris.

La ergonomía mejora para el conductor con tres mandos giratorios para la visualización de la temperatura y la ventilación. La parte central del salpicadero aloja una nueva pantalla multimedia táctil de 7 pulgadas con tecnología capacitiva más luminosa y sensible, que recoge la visualización del sistema R-LINK 2 con teclas de control a ambos lados.

La mayor calidad percibida se nota por los nuevos materiales con tapicerías con pespuntes, algunas con textura con «efecto 3D» y los ajustes son más precisos. Hay adornos de cromo satinado sobre los aireadores, las empuñaduras de las puertas y la consola central. Los paneles de las puertas adoptan nuevas pletinas de mando para las ventanillas y los retrovisores eléctricos cuentan con retroiluminación.

Los asientos se renuevan con espuma de doble densidad para un mayor confort y menor fatiga en los trayectos largos. Lleva refuerzos laterales más firmes que garantizan una mejor sujeción en una carretera de montaña. Es novedad el acabado Black Edition, más deportivo, con tapicería de Alcántara y un techo en negro. En el exterior, esta versión destaca por las llantas de aleación de 19 pulgadas, protecciones delantera y trasera en contraste y unas carcasas de retrovisores en negro.

El motor de gasolina del nuevo Kadjar adopta el cuatro cilindros 1.3 TCe que se estrenó en el Scenic. Una mecánica desarrollada por la Alianza en colaboración con Daimler, equipado con un filtro de partículas. Hay dos variantes de 140 CV y otras dos de 160 CV, con cambio manual o automático EDC.

Diésel Blue dCi

Los diésel son más modernos, ahora con la denominación Blue dCi, con una tecnología que reduce las emisiones contaminantes sin el menor impacto en las prestaciones. En el caso del Blue dCi 115, ofrece 5 CV y 10 Nm de par más que el propulsor anterior. Se va vender con caja de cambios manual y más adelante equipará caja automática de doble embrague EDC. El Blue dCi 150 es el alto de gama, con una potencia 20 CV superior con respecto al Kadjar precedente.

Para los amantes de la conducción todoterreno, la carrocería cuenta con una distancia al suelo generosa (200 milímetros) para poder franquear caminos bacheados con más facilidad y ángulos de ataque (17°) y de salida (25°) ventajosos. En las versiones de tracción delantera, se sigue ofreciendo el dispositivo Extended Grip para una mejor tracción sobre suelos resbaladizos. Asociado a neumáticos «mud and snow», este sistema optimiza la motricidad del vehículo y facilita las maniobras en carreteras embarradas o con arena; se pueden seleccionar tres modos.

El Kadjar con tracción integral 4WD se beneficia de la experiencia de Nissan. El conductor puede optar por tres posibilidades. La normal 2WD con solo tracción a las ruedas delanteras. En Auto, el reparto del par entre los dos ejes lo gestiona la electrónica según las condiciones del firme; hasta el 50 % del par puede transferirse a las ruedas traseras. Y en Lock, se bloquea el diferencial central y manda permanentemente el 50 % del par al eje posterior; funciona hasta 40 km/h.

Contenido Patrocinado

Fotos

Vídeos