Una moratoria 'in extremis'

Todas las marcas han trabajado para adaptar sus vehículos a la nueva normativa WLTP. .
/J.R
Todas las marcas han trabajado para adaptar sus vehículos a la nueva normativa WLTP. . / J.R

El Gobierno aprobó una disposición transitoria ante la entrada en vigor del WLTP

El l Ministerio de Industria, Comercio y Turismo aprobó el pasado viernes (en la última reunión antes del 1 de septiembre) un régimen transitorio, hasta finales de 2020, para la aplicación del nuevo protocolo de medición de emisiones, lo que, según el Gobierno, reducirá el impacto fiscal e industrial del cambio de procedimiento con la entrada en vigor del nuevo ciclo el pasado primero de septiembre.

El Reglamento de la Unión Europea 2017/1151, que entró en vigor el pasado sábado, obliga a aplicar un nuevo protocolo de ensayos denominado Worldwide Harmonized Light Vehicles Test Procedure (WLTP) para medir las emisiones.

A partir del pasado sábado, todos los vehículos nuevos matriculados tendrán que someterse a ese nuevo protocolo para calcular con mayor precisión sus emisiones.

El procedimiento de medición es más exigente, pero también más realista Sin la medida, un 20% de los vehículos hubieran visto encarecido su precio

No obstante, el Reglamento prevé una herramienta que relaciona los valores del WLTP con los del procedimiento actual (NEDC), de forma que exista una base comparable mientras convivan los dos tipos de medición.

El Ministerio de Industria permitirá utilizar el llamado valor correlado, obtenido de esa comparación, hasta finales de 2020 para dar un tratamiento homogéneo a la fiscalidad de los vehículos y mitigar el eventual impacto del WLTP sobre la demanda de automóviles.

Según Industria, con esta medida no se exime a ningún vehículo de cumplir con las emisiones establecidas en la nueva homologación, aunque con la aplicación del índice correlado «se gradua el impacto fiscal del cambio de procedimiento y se promueve la renovación del parque móvil».

«A su vez, facilita la transición ordenada a una movilidad y una fiscalidad más sostenibles, una de las apuestas de este Gobierno», añade el ministerio.

Con la medida adoptada se da cumplimiento al principio de «rigor comparable» recogido en los reglamentos europeos y se sigue en la senda del resto de Estados miembros que ya la habían aprobado.

El Gobierno considera que es «fundamental» esta medida para contribuir a un marco de estabilidad y certidumbre que, unido al compromiso del sector de la automoción, avance en la reducción de las emisiones contaminantes, favorezca la creación de empleo en la industria de la automoción, y consolide a España como segundo fabricante de vehículos de la UE y octavo a nivel mundial.

Esta medida se incluye en un futuro Acuerdo Estratégico entre el sector y el Gobierno de España que propondrá medidas efectivas para estimular la inversión y la demanda de vehículos eficientes y el desarrollo de un nuevo modelo de movilidad sostenible y eficiente, ha apuntado el Ministerio de Industria.

Vehículos afectados

De no haberse aprobado esta medida 'in extremis', como solicitaban las asociaciones sectoriales, un veinte por ciento de los vehículos nuevos que hasta ahora se veían exentos de pagar el impuesto de matriculación, se hubiera visto obligado a hacerlo, lo que -según las organizaciones- hubiera llevado a una importante contracción del mercado, y una absoluta desaceleración.

Contenido Patrocinado

Fotos

Vídeos