Los Hyundai llevarán placas solares

El Hyundai Kona eléctrico podría ser uno de los vehículos que se beneficiaran de la nueva tecnología de placas solares.
/L.R.M.
El Hyundai Kona eléctrico podría ser uno de los vehículos que se beneficiaran de la nueva tecnología de placas solares. / L.R.M.

La compañía coreana anuncia la implantación de esta tecnología a partir de 2019

Hyundai Motor se adelanta al futuro presentando una tecnología propia capaz de recargar los vehículos eléctricos utilizando la luz solar. La propuesta de la marca coreana utiliza paneles solares generadores de electricidad instalados en el techo o en el capó de los vehículos.

Con este desarrollo, Hyundai demuestra su capacidad de innovación en el campo de la movilidad sostenible, donde ya ha conseguido algunos de los hitos más importantes de la industria. Después de lanzar el primer modelo con tres modos de propulsión electrificada en una única plataforma, el Hyundai Ioniq, y de hacer lo propio con el vehículo de pila de combustible de hidrógeno más avanzado del mercado, el Hyundai Nexo, ahora la compañía anuncia un sistema de carga solar viable para entrar en producción en un futuro próximo. Esta tecnología de paneles solares, además de incrementar la autonomía de los vehículos eléctricos o híbridos enchufables, también será compatible con los modelos de combustión interna para mejorar su eficiencia.

En la actualidad, Hyundai Motor Group está desarrollando tres tipos de sistemas de carga mediante paneles solares. El techo solar de primera generación se aplicará a los modelos híbridos y conseguirá cargar entre el 30 y el 60% de la batería al día, según las condiciones climáticas y del ambiente. Esta tecnología utiliza una estructura de paneles solares de silicio producidos en serie instalable en cualquier tipo de techo.

Las placas darán más autonomía a los modelos eléctricos e híbridos enchufables La tecnología solar no es incompatible con los modelos de combustión interna

El sistema de segunda generación se basa en un techo solar semitransparente destinado a vehículos de combustión interna. Será la primera vez que un dispositivo de estas características se instale en este tipo de coches. Estos paneles regulables irán colocados en el techo solar panorámico sin restar visibilidad ni transparencia. Su función será cargar una batería adicional destinada a reducir el consumo y las emisiones de CO2. También se podrán montar en coches eléctricos para cargar la batería principal e incrementar la autonomía.

El techo solar ligero de tercera generación, que actualmente está en fase de pruebas, combina una serie de paneles solares instalados en el capó y en el techo para maximizar la producción de energía. Además de los paneles, contará con un controlador y una batería para sacar el máximo partido a este proceso. Y es que la electricidad generada por los paneles es transformada al voltaje estándar por el controlador para su posterior almacenamiento en la batería.

Las primeras tecnologías, que ya son completamente funcionales, comenzarán a llegar al mercado en 2019 para ayudar a cumplir los objetivos marcados por las regulaciones globales y mejorar la eficiencia de los vehículos del Grupo Hyundai, incluyendo también los modelos de la marca Kia.

Como explica Jeong-Gil Park, vicepresidente ejecutivo de la división de diseño de ingeniería de Hyundai Motor Group, «en el futuro, varios tipos de tecnologías de generación de electricidad, incluido el sistema de carga solar, se conectarán a los vehículos. Esto les permitirá pasar de ser un dispositivo pasivo que consume energía a una solución que genera energía de manera activa».

 

Fotos

Vídeos