ESTILO JOVEN PARA EL MÁS SERIO

ESTILO JOVEN PARA EL MÁS SERIO

CITROËN C5 AIRCROSS

::

Representa el modelo tope de Citroën y a pesar de eso continúa la línea de diseño de los nuevos vehículos de la marca francesa, esto es, joven y más moderna y con una amplísima oferta de personalización, circunstancia nada habitual en el buque insignia de un fabricante de coches. El nuevo C5 Aircross se empezará a vender a finales de año.

Con elementos gráficos llamativos, distintivos de la nueva gama Citroën, la parte delantera es impactante, con la última identidad de la marca ya vista en otros vehículos como el C3 Aircross, el C4 Cactus o el nuevo Berlingo. El frontal en dos niveles permite ubicar en la parte superior las ópticas de las luces diurnas, los intermitentes y los chevrones en el centro, y debajo los faros, en continuidad con la calandra. El capó es largo y alto para transmitir una mayor sensación de robustez.

Visto de perfil, se aprecia de nuevo esa fortaleza de la carrocería por los generosos pasos de rueda y unas puertas de gran tamaño pero con una superficie acristalada de las lunas no tan grande. Como en el C3 Aircross, los bajos de la carrocería con los protectores Airbump pueden ir adornados con una inserción coloreada. Las barras de techo son estilizadas y bicolores.

En la parte trasera, las ópticas en relieve llevan cuatro módulos 3D de led a cada lado, lo que constituye una firma luminosa inédita. Las branquias en el paragolpes y en el alerón superior del portón trasero subrayan la aerodinámica y detrás las dos grandes salidas de escape van cromadas. La marca ofrecerá una amplia oferta de personalización, con 30 combinaciones exteriores asociado a siete colores de carrocería y una propuesta de techo bitono negro.

En el interior, los diseñadores han optado por un salpicadero de líneas horizontales para aumentar la sensación de anchura. Los asientos son grandes y envolventes pensados para mejorar el confort de marcha, y para afrontar largos viajes gracias a una espuma estructurada más espesa de alta densidad en el centro. Los delanteros pueden equipar calefacción y una función de masaje, con ocho sacos neumáticos dispuestos en el respaldo con cinco programas.

Detrás, los tres asientos son individuales, escamoteables, deslizantes y reclinables. Ajustables en longitud hasta una distancia de 150 milímetros, permiten modificar el espacio habitable o el del maletero. Son regulables en inclinación en cinco posiciones y por su fácil plegado, es posible conseguir un fondo plano. El maletero, con un suelo en dos alturas, admite un volumen desde 580 hasta 720 litros. El gran portón es de accionamiento manos libres y basta pasar el pie bajo el paragolpes trasero.

Los motores del nuevo C5 Aircross son los gasolina PureTech y los diésel BlueHDi, con cambios manuales de seis velocidades o el automático de ocho relaciones. La oferta inicial es dos versiones por cada tipo de combustible, en ambos casos con potencias de 130 y 180 caballos. Para más adelante está prevista una motorización híbrida eléctrica enchufable, con una autonomía de 60 kilómetros en modo eléctrico.

El coche monta la suspensión de amortiguadores progresivos hidráulicos. Una tecnología aplicada por primera vez en el C4 Cactus con el principal objetivo de mejorar el comportamiento en carretera por el mayor recorrido útil y la absorción de las irregularidades de la carretera. En lugar de un amortiguador, un muelle y un tope mecánico, esta nueva suspensión añade dos topes hidráulicos a cada extremo, uno de extensión y otro de compresión. Una técnica utilizada en competición, que en la práctica significa que al pasar por un bache ralentiza el movimiento de una manera progresiva, gracias a que el amortiguador hidráulico absorbe y disipa esa energía y por tanto no hay efecto de rebote.

Para facilitar la conducción en carretera o campo, el C5 Aircross monta el sistema de tracción conocido como Grip Control con asistencia al descenso en pendiente. Se trata de reforzar la motricidad sobre terrenos con baja adherencia, con un sistema antipatinamiento evolucionado, integrado en el control de estabilidad. Permite seleccionar diversos modos: Arena, Todocamino, Nieve o ESP «off».

Además, dispone de ayudas como el arranque en pendiente, iluminación estática de los cruces y control de estabilidad del remolque. Este último es un estabilizador del remolque que amortigua los eventuales balanceos o frena el vehículo en un momento determinado. En la mayoría de los casos, esta intervención es suficiente para eliminar esos movimientos aunque si continúan el sistema reduce el par motor y frena el vehículo.

El equipamiento del C5 Aircross en cuanto a dispositivos de seguridad es de última generación. Con una cámara en el parabrisas y un sensor de radar en el paragolpes delantero, hay hasta 20 tecnologías para facilitar y mejorar la seguridad en la conducción. Entre los más destacados sistemas, la frenada de seguridad activa evita o reduce las colisiones al detectar y analizar los obstáculos, fijos o móviles, peatones o vehículos y frena por sí solo vehículo en caso de riesgo de colisión.

Otro de los dispositivos es la asistencia al conductor en autovía o autopista, que combina los sistemas de regulación activa de velocidad con función de parada y arranque y aviso de cambio involuntario de carril, en unas condiciones de circulación específicas. El conductor selecciona una determinada velocidad y pone en marcha el avisador de cambio involuntario de carril. El sistema graba la posición del vehículo en la vía, y así el conductor no necesita gestionar la velocidad o la trayectoria.

Recomendable en las autopistas, el nuevo asistente de conducción permite delegar la conducción de manera parcial, con la única obligación de mantenerse concentrado en la carretera y se deben mantener las manos sobre el volante para que se mantenga activo, según la legislación vigente. El conductor puede en todo momento retomar la conducción solo con pulsar el botón de desactivación, al mover el volante o si frena.

El nuevo SUV de Citroën puede incorporar una amplia selección de materiales, que van desde el tejido al más lujoso cuero nappa. La personalización en el habitáculo comprende cinco ambientes, desde la sobriedad del acabado de serie o el dinámico denominado Wild Grey con una banda naranja en diversas zonas, hasta los más equipados Metropolitan o el Hype Brown con asientos de piel. La oferta de llantas de aleación ligera es de cuatro, con tamaños de 17, 18 y 19 pulgadas y diversos diseños.

La conectividad se centra en la función Mirror Screen compatible con Android Auto, Apple CarPlay y MirrorLink, para aprovechar las aplicaciones del móvil en la pantalla táctil de 8 pulgadas, accesible con la punta de los dedos y reconocimiento por voz. Permite además gestionar el vehículo, acceder al sistema multimedia, teléfono, climatización y al sistema de navegación. Este es de última generación con servicios como TomTom Traffic. También lleva Citroën Connect Box con SOS & asistencia incluidos y recarga sin cable para el móvil.

 

Fotos

Vídeos