DEPORTIVIDAD COMO BANDERA

DEPORTIVIDAD  COMO BANDERA

CUPRA ATECA

::

Seat amplía miras. La denominación Cupra, siempre como apellido sinónimo de la máxima expresión de deportividad es, a partir de ahora, una marca con entidad propia integrada en la compañía, dirigida principalmente al usuario más exigente con las prestaciones y a los amantes de la competición. Además, nace bajo las premisas de originalidad y sofisticación.

Desarrollada para crear modelos junto a Seat, y con el firme objetivo de crecer de manera independiente, la nueva marca tendrá su propio espacio en los concesionarios seleccionados, que de momento se calcula en 260 en toda Europa. También quiere transmitir la apuesta por la artesanía e individualización, gracias a la alianza con pequeños estudios y talleres de diseño, como L.G.R., Trakatan y Fabike. Uno de los objetivos para los próximos cinco años es multiplicar por dos las ventas.

Inspirado en la actitud de las civilizaciones tribales, el logo de Cupra refleja los valores que quiere transmitir como pasión, precisión, determinación y valentía. Cupra será responsable de toda la división de competición, ámbito que hasta ahora era responsabilidad de Seat Sport, división que se integrará directamente en la nueva marca.

El primer modelo de la nueva marca es el Cupra Ateca. Un exclusivo SUV que se convertirá en el primer pilar y recortará las distancias entre las versiones deportivas de Seat y los coches de competición. Dispone de la exclusividad del motor más potente con 300 caballos pero con la facilidad de manejo para utilizarlo en el día a día por ciudad.

El propulsor lleva asociado una caja de cambios automática DSG de siete relaciones, diseñada para ofrecer una respuesta más rápida para alcanzar así las sensaciones más deportivas; también se ha modificado para lograr un gran rendimiento y unos bajos niveles de consumo y emisiones.

El motor 2.0 TSI más potente de Seat que equipa el Cupra Ateca es una mecánica que adopta un nuevo filtro de partículas para propulsores de gasolina, y así cumplir con la legislación más exigente sobre emisiones. Este propulsor emite un sonido más potente pero lo que más destaca son las prestaciones, con una velocidad máxima de 245 km/h y una aceleración de 0 a 100 km/h de 5,4 segundos.

El coche monta la tracción integral 4Drive, un sistema de transmisión a las cuatro ruedas con una tecnología que analiza al instante las condiciones del firme, la velocidad del vehículo, el giro de cada rueda, la posición del volante y el estilo o modo de conducción seleccionado, para transmitir de manera rápida y progresiva el par motor a cada una de las ruedas cuando sea necesario. De esta forma, mejora la estabilidad y se optimiza la velocidad de paso por curva.

El sistema de cuatro ruedas motrices permite al conductor seleccionar diversos modos de conducción en el sistema Drive Profile. Las opciones son numerosas, y aparte del Normal, se puede elegir Sport, Eco, Individual, Nieve, Off-Road y el Cupra. Con este último, el motor reacciona de manera inmediata con un sonido más refinado y un ajuste de la suspensión adaptativa gracias al control dinámico del chasis. De esta forma, se mejora el comportamiento deportivo del coche.

Además de la tracción 4Drive, el Ateca equipa un sofisticado sistema de suspensión y el sistema de dirección progresiva, más cómodo en ciudad y rápido y preciso en carretera. Junto a un centro de gravedad muy bajo para ser un todoterreno, el cóctel donde se mezclan los distintos parámetros da como resultado final un comportamiento muy deportivo y un confort de marcha de primera fila.

La carrocería se reconoce por la calandra frontal, con una estructura de nido de abeja que aloja el nuevo logotipo Cupra en el centro. Las letras de la palabra Cupra son aluminio mate en la parrilla inferior, justo encima del parachoques. Los detalles en negro brillante se localizan en las barras portaequipaje, retrovisores, marcos de las ventanillas, molduras laterales, llantas, parrilla, difusores delantero y trasero, así como en los alerones que enmarcan la luna del portón trasero.

Otros elementos que realzan el carácter exclusivo del coche son la luz de bienvenida que proyecta el nombre y el logotipo Cupra sobre el suelo, las pinzas de freno pintadas en negro, el paragolpes deportivo, los cuatro tubos de escape en los extremos del difusor posterior, el logotipo Cupra de color cobre en el portón y las grandes llantas de aleación de 19 pulgadas.

En el interior, los paneles de las puertas se recubren en el suave tejido Alcántara y los asientos de diseño deportivo llevan costuras en tono gris, que presentan además un efecto de fibra de carbono en los laterales. El volante deportivo y el pomo del cambio van forrados en piel, también adornados con costuras en gris. Los pedales son de aluminio y los marcos de las salidas de aire de la climatización y de la consola central en negro brillante.

El equipamiento de serie se enfoca para satisfacer tres principios básicos: tecnología, diseño y conducción segura. Destaca, entre otros elementos, por el sistema Kessy de acceso y arranque sin llave, cámara cenital 360º, navegador System Plus con pantalla táctil de 8 pulgadas, cargador inalámbrico con amplificador de señal GSM, cuadro de instrumentos digital o el asistente de aparcamiento automático Park Assist.

Entre las opciones, el paquete Performance comprende los eficaces frenos Brembo, tapicería de cuero, elementos en fibra de carbono para el alerón posterior y las carcasas de los retrovisores exteriores. A mediados de 2019 estarán disponibles los asientos exclusivos Cupra de tipo bucket, más deportivos.

A pesar de la exclusividad del modelo, el Cupra Ateca se venderá en una gama con seis colores de carrocería: Energy Blue, Velvet Red, Brilliant Silver, Rodium Grey, Magic Black y Nevada White. El logotipo Cupra también se encuentra en el volante, las alfombrillas, la llave y en la pantalla táctil del sistema multimedia que, al encender el motor, da la bienvenida al conductor.

 

Fotos

Vídeos