SI HAY DEMANDA, HABRÁ DIÉSEL

Volvo lo tiene claro. El futuro es el vehículo eléctrico y el diésel tiende a desaparecer, pero mientras haya demanda, habrá vehículos Volvo con motor diésel, especialmente en el segmentos de los familiares (y si lo dice Volvo, con su experiencia de seis décadas fabricando familiares...).

Es por eso que el V60 no sólo se ofrece con propulsores diésel, sino que además, la compañía sueca estima que el 70 por ciento de sus ventas corresponderán a este tipo de motorizaciones.

Contenido Patrocinado

Fotos

Vídeos