EL COMBUSTIBLE MÁS BARATO

El empleo del GNC es mucho más económico que la gasolina, por lo que resulta más rentable que los combustibles tradicionales y, al no ser un derivado del petróleo, también evita las fluctuaciones imprevistas de los precios. Además, el GNC es considerablemente más eficiente que el diésel, la gasolina e incluso el gas licuado de petróleo (GLP): según los estudios realizados, la energía generada por 1 kg de GNC equivale a 2 litros de GLP, 1,3 litros de diésel y 1,5 litros de gasolina.

Contenido Patrocinado

Fotos

Vídeos