Así aparca solo un Mercedes en el museo de Stuttgart