Alarma en los concesionarios

Las ventas pueden caer hasta un 10 por ciento con el nuevo sistema de homologación WLTP. :: F.D:
/
Las ventas pueden caer hasta un 10 por ciento con el nuevo sistema de homologación WLTP. :: F.D:

Las ventas podrían caer hasta un 10% con la entrada en vigor del ciclo WLTP

El presidente de la Federación de Asociaciones de Concesionarios de la Automoción (Faconauto), Gerardo Pérez, ha asegurado que las matriculaciones de automóviles en España podrían experimentar un impacto negativo de hasta el 10 por ciento con la entrada en vigor del protocolo europeo de homologación WLTP, que se iniciará el próximo mes de septiembre.

En un encuentro con periodistas, el directivo señaló que la puesta en marcha, el próximo 1 de septiembre, de este nuevo ciclo que mide los consumos y emisiones de los vehículos en situaciones más reales de conducción, podría impactar en entre un 8 y 10 por ciento en las ventas de automóviles en España, en caso de que no se adapte el sistema impositivo a esta nueva norma.

En la actualidad, el impuesto de matriculación está vinculado a las emisiones de dióxido de carbono (CO2), con el WLTP se aplican mediciones más rigurosas, por lo que las emisiones de un mismo coche podrían aumentar en comparación con el ciclo anterior. En ese caso, de no adaptar la medición un mismo automóvil, este podría pagar un mayor tramo de impuesto de matriculación.

El impuesto de circulación está vinculado a las emisiones.El nuevo sistema WLTP, más riguroso, puede llevar a pagar una tasa más alta.

Por ello, el presidente de Faconauto explicó que si no se adaptan estas tasas a la nueva realidad, pasarían a pagar impuesto de matriculación el 70% de los vehículos vendidos, frente al 20% actual, ya que ahora el coche que emita menos de 120 gramos por kilómetro no paga.

Así, el directivo estimó que al mantener este marco impositivo se experimentaría un fuerte incremento de la recaudación en materia de impuesto de matriculación, una tasa que está transferida a las comunidades autónomas, hasta una cifra de entre 900 y 1.000 millones de euros, en comparación con los cerca de 350 millones de euros del año pasado.

Pérez se mostró confiado en que el nuevo Gobierno liderado por Pedro Sánchez se muestre sensible hacia esta problemática y que afronte la adaptación del nuevo impuesto, con el fin de establecer una neutralidad para los modelos en comparación con los dos ciclos de homologación.

De no tomarse medidas, el presidente de Faconauto subrayó que además de una reducción en las ventas de automóviles en España, también se experimentará una posible bajada en el nivel de empleo en el sector. Además, afirmó que la llegada del WLTP también está motivando un aumento de las automatriculaciones por parte de los concesionarios para tener en 'stock' modelos homologados con la norma previa al 1 de septiembre.

Por otro lado, el máximo responsable de la organización señaló que sería adecuado suprimir la figura del impuesto de matriculación, aunque indicó que es muy complicado, por lo que apostó por llevar a cabo una revisión sobre el conjunto de la fiscalidad del automóvil, con el fin de vincularla al medio ambiente.

Contenido Patrocinado

Fotos

Vídeos