C5 Aircross, el deseado

Todocamino. El C5 Aircross junto a uno de los tótem en el tramo riojano del Camino de Santiago, a su paso por Ventosa. :: Fernando díaz
/
Todocamino. El C5 Aircross junto a uno de los tótem en el tramo riojano del Camino de Santiago, a su paso por Ventosa. :: Fernando díaz

Citroën llevaba tiempo esperando la llegada de su SUV a Europa

CÉSAR ÁLVAREZ

El C5 Aircross ha sido el último de los SUV de su segmento en llegar al mercado. Algunos analistas incluso consideran que lo hace demasiado tarde, porque las cifras de ventas de todocaminos ya no pueden elevarse más -ni incluso mantenerse, según algunos- después de varios años de crecimiento desmedido. Sin embargo, en Citroën están orgullosos, creen que llegan cuando debían hacerlo, y además, poniendo en el mercado un gran vehículo.

Y lo cierto es que la espera ha merecido la pena. El C5 Aircross es un vehículo que no cumple con las expectativas, sino que las supera. Espacioso, cómodo y potente, responde a lo que cabe esperar de un SUV pero sin olvidarse de las mejores virtudes de una berlina.

Su apariencia de todocamino es innegable: una distancia al suelo de 320 mm, grandes ruedas de 720 mm de diámetro o barras de techo en un conjunto de aspecto robusto, (también es cierto que a ello une unas líneas suaves y unos airbump que le restan contundencia para quitarle radicalidad) pero además eso se combina con detalles como los tres asientos traseros independientes que ofrecen un confort especialmente apreciado por las familias que deben introducir dos sillitas de niño en esos asientos. Ahora sí tienen realmente un tercer asiento (normalmente, con dos sillas, en la mayoría de los modelos queda inutilizado el tercero).

El nuevo SUV se ofrecerá con motores gasolina, diésel e híbridos Tecnológicamente, el C5 Aircross es el heredero de los más modernos DS

Con un volumen de maletero récord de 580 L a 720 L bajo bandeja y hasta 1630 L hasta el techo con la segunda fila de asientos abatidos, el Citroën C5 Aircross se posiciona como el SUV con el maletero con más volumen de su segmento. Su gran apertura (1.017 mm) y sus formas cúbicas (longitud 999 mm y hasta 1.907 mm con los asientos traseros abatidos, altura bajo bandeja de 583 mm) hacen sencilla la carga de objetos de grandes dimensiones. Además, dispone de un portón de accionamiento manos libres: la apertura del portón se hace eléctricamente, basta pasar el pie bajo el paragolpes trasero para que se empiece a abrir.

El puesto de conducción es cómodo, con todo lo necesario a mano, y en cierta medida recuerda al del DS 7. Moderno, equipado con un cuadro de instrumentos digital TFT de 31,2 cm (12,3") y una pantalla táctil de 20,3 cm (8'') capacitiva, el SUV Citroën C5 Aircross dispone, además, de 6 avanzadas tecnologías de conectividad. Ultraconectado, ofrece, por ejemplo, la recarga por inducción sin cable, o también la ConnectedCAM de Citroën

Y es que -en general- el C5 Aircros es, de alguna forma, heredero de los modelos más avanzados de la firma premium del grupo. Tecnológicamente, este modelo de la marca del doble chevron recoge muchos de los elementos que DS introdujo en el DS7 Crossback. Este es el caso de algunas de 20 ayudas a la conducción, que incluyen sistemas que suponen un primer paso hacia la conducción autónoma, como el Highway Driver Assist, de serie en el acabado Shine con caja EAT8, Grip Control con Hill Assist Descent, de serie en el nivel Shine y Control de estabilidad del remolque, en opción, entre otros.

El nuevo SUV de Citroën se puede adquirir por 18.500 euros, llegando el tope de gama a los 34.000. Un precio competitivo y es que, como se ve, la espera ha merecido la pena.