El 3008 y Seat mandan en un atípico septiembre