La vertiente social de Naturhouse

Justo Rodriguez

El empresario riojano Félix Revuelta ha renovado sus convenios con Proyecto Hombre, para facilitar alojamiento de fin de semana, y con Cocina Económica

María José Lumbreras
MARÍA JOSÉ LUMBRERASLogroño

«Seamos constantes como las olas del mar...» forma parte del poema que ha escrito Tomás, un usuario de Proyecto Hombre en el cuadro que ha regalado al empresario Félix Revuelta en su visita a la entidad para renovar el convenio que su firma, Nathurhouse, tiene establecido con la entidad desde hace cinco años. Joana, otra usuaria, le ha entregado una obra que pintó hace dos años y que también tiene una poesía, en este caso, llamada «No te rindas», de Benedetti.

Así, con los reconocimientos, ha finalizado el acto que se ha celebrado este martes en la comunidad terapéutica de Proyecto Hombre, una vez suscrito el acuerdo, por 30.000 euros, que se emplea en poder ofrecer alojamiento de fin de semana a quienes no tienen apoyo familiar o social. En principio, la cuantía se empleó en abrir un piso en La Estrella para la estancia de quien lo necesitara, dado que la comunidad terapéutica abre de lunes a viernes. Durante 2017, la casa acogió a 39 usuarios, 31 hombres y ocho mujeres con una media de edad de 38 años. Dada la demanda, el recurso ha cambiado y ahora ya no es un piso sino el mismo edificio de la comunidad terapéutica, que permanece a disposición de quien lo necesita durante los festivos. De esta manera, en 2018, en este dispositivo fueron atendidas 45 personas, 34 hombres y 11 mujeres.

En la firma del convenio han estado, además del empresario y su hijo Kilian, Luis Lleyda y David García, presidente y director de Proyecto Hombre La Rioja, respectivamente. Antes del acto protocolario, Revuelta ha mantenido un encuentro con usuarios de la comunidad terapéutica, familiares de personas en tratamiento y voluntarios de la entidad.

Tras el encuentro en Proyecto Hombre, el responsable de Naturhouse se ha desplazado a la Cocina Económica, entidad con la que también mantiene un convenio, en este caso, de 40.000 euros. En la sede de Cocina en Rodríguez Paterna, su responsable, Emilio Carreras, ha comentado que la Cocina Económica se encuentra en una fase de expansión «porque la gente nos responde muy bien», de manera que sus últimas iniciativas tienen que ver con la cooperación con países en vías de desarrollo y, en concreto, con Nepal, donde se está dando comida todo el año a cerca de 1.500 alumnos de una escuela. También ha destacado que el edificio que se está adecuando para almacenar alimentos en la calle La Cadena está en sus últimas fases, mientras que, por otro lado, se sigue desarrollando la misión principal de la firma «con ilusión». Revuelta, por su parte, ha apostillado que es «muy feliz» en la Cocina.