Vecinos del Palacio de Justicia denuncian los ruidos de la climatización del edificio

Una vecina de la calle Viveros, en el entorno de los nuevos juzgados, contempla la cubierta de donde procede el ruido. :: miguel herreros/
Una vecina de la calle Viveros, en el entorno de los nuevos juzgados, contempla la cubierta de donde procede el ruido. :: miguel herreros

Varias comunidades del entorno de los nuevos juzgados han registrado quejas de residentes por no poder dormir durante las noches del verano

Javier Campos
JAVIER CAMPOSLogroño

De las quejas del pasado verano, durante su primer año de funcionamiento, a las denuncias de estos días de calor, en el que el problema puntual de algunos vecinos se ha convertido en un quebradero de cabeza para varias de las comunidades de propietarios de la zona. Residentes del entorno del Palacio de Justicia, levantado en el antiguo cuartel de Murrieta y abierto al público a finales del 2016, han levantado la voz al segundo verano de no poder dormir. Y todo, según han puesto de manifiesto en reiteradas ocasiones tanto por escrito al Ayuntamiento de Logroño como por teléfono a la Policía Local, por los ruidos que generan las máquinas de climatización instaladas en la cubierta del edificio en cuestión.

«Llega a ser realmente insoportable. Durante el día, vale; pero ya por la noche... olvídate de abrir la ventana y a veces ni con eso. Viene a ser como un gran motor en marcha que no para nunca», explican desde uno de los pisos del número 6 de la calle Viveros, que denunciaron el caso a Medio Ambiente el julio pasado y acaban de volver a hacerlo.

Una denuncia que, para más inri y pese al tiempo transcurrido, ha obtenido la misma respuesta: «Dado que las molestias se producen en horario nocturno, en el momento de arrancar la maquinaria y habida cuenta que desde esta Dirección General de Medio Ambiente y Eficiencia Energética no se dispone de medios para realizar las mediciones en dicho horario, se indica al denunciante que los vecinos afectados pueden ponerse en contacto con la Policía Local para que efectúe las mediciones correspondientes en dicho horario a fin de que se comprueben posibles incumplimientos de la vigente ordenanza de protección del medio ambiente contra la emisión de ruidos y vibraciones de la ciudad de Logroño».

«¿Cómo puede ser que un edificio nuevo presente semejante problema de contaminación acústica?»

Eso sí, en la reciente respuesta a la última denuncia se añade un último párrafo que precisa que «como hasta la fecha no se ha comprobado ninguna infracción de las ordenanzas, no se estima necesario efectuar ningún requerimiento». «¿Cómo pueden saberlo si Medio Ambiente no dispone de los medios para medir y la Policía Local, a la que hemos llamado, que sepamos no lo ha medido?», se preguntan los vecinos cuya única pretensión es, según quieren dejar claro, «poder descansar».

El Carpa, Lobete, el centro de salud Joaquín Elizalde...

No es el primer caso, no. De hecho, Logroño sin Ruidos ya denunciaba a principios de año la frecuencia con la que aires acondicionados y calefacciones de dotaciones y equipamientos públicos exceden los decibelios permitidos por ley. Y todo ello después de que Diario LA RIOJA se hiciese eco de un problema similar en el centro de salud Joaquín Elizalde. «Lo de los sistemas de climatización de edificios públicos es algo que trae cola desde hace años. Empezamos con el Carpa, seguimos con el polideportivo Lobete y aquí seguimos... el cumplimiento de la normativa antirruidos queda a expensas de las denuncias de los ciudadanos», criticaba la asociación. Desde el Ayuntamiento precisaban ayer que hay un expediente abierto por ruidos procedentes de la maquinaria que se está tramitando por parte de Medio Ambiente y desde la Dirección General de Justicia e Interior del Gobierno de La Rioja aseguraban no tener constancia del problema.

De la misma manera, vecinos de Hospital Militar 5 se cuestionan cómo puede ser que un edificio nuevo, como es el Palacio, presente semejante problema de contaminación acústica. «Empecé el año pasado llamando al 010, luego avisé a la Policía y posteriormente me puse en contacto con la Federación de Asociaciones de Vecinos y con Logroño sin Ruidos... en estas llegó el invierno. Ha sido empezar de nuevo el verano y reaparecer el ruido, por lo que he registrado una denuncia en el Ayuntamiento», dice quien espera respuesta.

 

Fotos

Vídeos