El CdR urge a los países de la UE a no perder tiempo y negociar ya el presupuesto

El presidente del Comité Europeo de las Regiones, Karl-Heinz Lambertz. /EFE
El presidente del Comité Europeo de las Regiones, Karl-Heinz Lambertz. / EFE

Entre los participantes, ha asistido la alcaldesa de Logroño y vicepresidenta de la Federación Española de Municipios y Provincias (FEMP), Concepción Gamarra

LA RIOJALogroño

El presidente del Comité Europeo de las Regiones, Karl-Heinz Lambertz, instó hoy a los Estados miembros de la Unión Europea a iniciar ya su trabajo sobre el presupuesto plurianual comunitario para evitar la incertidumbre y lograr, como ha pedido la Comisión, un acuerdo antes de las elecciones europeas.

«Los líderes de los Estados miembros a veces dan la impresión de estar evitando o posponiendo el trabajo de acordar el próximo presupuesto comunitario. Esta pérdida de tiempo está creando una gran incertidumbre en un momento en el que los europeos necesitan perspectivas de futuro», dijo Lambertz en su discurso del estado de la Unión desde el punto de vista de las ciudades.

Entre los participantes, ha asistido la alcaldesa de Logroño y vicepresidenta de la Federación Española de Municipios y Provincias (FEMP), Concepción Gamarra.

En la sesión plenaria del Comité, su presidente alertó de que «queda poco tiempo» si se quiere lograr el objetivo de aprobar el presupuesto antes de las elecciones de mayo de 2019 y que este comience a aplicarse en 2021, cuando empieza el periodo de siete años que cubre el presupuesto.

Lambertz confió en que sea un presupuesto que apueste por la descentralización para que «las decisiones y las inversiones puedan alinearse más estrechamente con las necesidades reales» y advirtió de que no se podrán emprender nuevos proyectos si hay menos dinero que gastar en partidas como la política de cohesión.

«¿Cómo puede la Comisión asegurar que la cohesión es vital para Europa y sus regiones (...) al mismo tiempo que propone un recorte del 10 % en su presupuesto?», criticó, en referencia a la primera propuesta presupuestaria que planteó Bruselas en mayo y sobre la cual negociarán ahora la Eurocámara y los países.

Lambertz tildó la reducción presupuestaria de «desproporcionada» y advirtió de que «es de sentido común» que con un presupuesto «ya inadecuado» no se puede «hacer más con menos».

El 'brexit'

El político belga lamentó que haya Estados miembros que rechazan aumentar su aportación al presupuesto europeo ante circunstancias como el «brexit» y las nuevas prioridades de gasto, y recordó que se trata de un monto «modesto» para 510 millones de personas y que la mayor parte del mismo «fluye de vuelta hacia los países».

El presidente del CdR, el organismo europeo que representa a las ciudades y regiones de la Unión, insistió en que la UE necesita a sus entes locales tanto como las regiones necesitan al club comunitario, y aseguró que las ciudades europeas son «un factor de estabilidad y confianza».

«A veces, los representantes locales pueden hacer lo que un jefe de Estado dice que es imposible», afirmó, y señaló que algunas ciudades de menos de 100.000 habitantes, como la belga Malinas, han acogido más refugiados que ciertos países de la UE.

De lo local a lo general

Lambertz alertó de que «una Europa agotada y sin medios para actuar» es «la victoria de quienes quieren su destrucción» e instó a escuchar a los políticos locales cuando trasladan a Bruselas las preocupaciones del día a día de los ciudadanos, como la vivienda, el empleo o la educación.

En la sesión plenaria participó también el presidente del Parlamento Europeo, Antonio Tajani, quien coincidió con Lambertz en la necesidad de que haya un acuerdo sobre presupuesto antes de los comicios y recordó que los eurodiputados reclaman que las cuentas supongan un 1,3 % del PIB de los Estados miembros, un porcentaje más ambicioso que el propuesto por la Comisión (1,11 %).

En ese sentido, Tajani se mostró partidario de «no meter la mano en el bolsillo de los ciudadanos» y aprovechar recursos propios como la tasa sobre las transacciones financieras, que harían posible - dijo - «aumentar el presupuesto sin pedirle más dinero a la gente».

El político italiano se opuso también a los recortes en la política de cohesión y en la Política Agrícola Común (PAC), y avisó de que la reducción de las ayudas a la economía real «hace daño al sistema».

Por otro lado, junto al vicepresidente primero del CdR, el finés Markku Markkula, Lambertz logró hoy el apoyo del pleno para un dictamen destinado a impulsar la voz de los entes locales para reconstruir la confianza en la UE, en el que piden a los organismos comunitarios que presten especial atención a ámbitos como la política social y económica, la integración o el medioambiente.

Además, defendieron una Europa «más eficiente» que se guíe por el principio de subsidiariedad, de forma que cada nivel de gobierno apropiado tome medidas sobre las competencias que le corresponden y que, a través de una correcta «división de poderes», mejore la transparencia, la responsabilidad y la calidad de la legislación.

 

Fotos

Vídeos