Turno para la capilla de Los Ángeles

Grietas en la cúpula de la capilla de Los Ángeles, cuya reparación es uno de los objetivos de la obra propuesta. /Juan Marín
Grietas en la cúpula de la capilla de Los Ángeles, cuya reparación es uno de los objetivos de la obra propuesta. / Juan Marín

La quinta fase de restauración de La Redonda se decidirá en breve entre seis ofertas | Las obras servirán para reparar las grietas de la cúpula, restaurar las pinturas, cambiar el suelo y consolidar los retablos

María José Lumbreras
MARÍA JOSÉ LUMBRERASLogroño

El estado de la licitación de las obras de restauración de la concatedral de La Redonda, en su fase quinta, es en estos momentos de 'evaluación', según la Plataforma de Contratación del Estado. La actuación tiene licencia municipal desde el verano, si bien el proceso para la contratación se inició más tarde, en octubre. El último sobre de los registrados por las firmas interesadas se abrió a mediados de enero. En total, son las seis ofertas presentadas, según confirman desde Madrid, si bien aún no detallan nombres de los aspirantes ni precios planteados. Así, la adjudicación y, por tanto, el inicio de las obras, que tienen un plazo de ejecución de 10 meses, deberían estar próximos.

Más

El importe global de la actuación es de 799.340 euros, cantidad que sufragará el Gobierno de España. De hecho, la entidad adjudicataria es la Dirección General de Bellas Artes.

La zona de actuación durante la obra corresponde, por un lado, a la fachada que da a la plaza del Mercado, pero también a la parte del edificio que mira a la calle Caballerías. El proyecto señala que la capilla de Los Ángeles es el único espacio interior de la concatedral que no ha sido tratado, si bien quedaría pendiente, para una futura intervención, el interior de la sacristía.

Tres partes diferenciadas

La ejecución de la obra tendrá tres partes bien diferenciadas, refiere el mismo documento. Por un lado, está la restauración de la cúpula, tanto en lo que respecta a sus fisuras como a sus pinturas murales. Por otro, se encuentra la sustitución del suelo, con el fin de que recupere su nivel inicial y, también, para colocar una calefacción que sustituya al actual sistema. Por fin, habrá actuaciones complementarias sobre bienes muebles e instalaciones, consolidación de los retablos afectados por las termitas y la mejora de la instalación eléctrica y de la iluminación.

Durante la intervención, las casetas de obra se colocarán en la plaza del Mercado y allí permanecerán durante todo el proceso. Dadas las dimensiones de la plaza, se entiende que la parte vallada va a ser mínima y, además, estará situada en un lateral de menos tránsito.

Como dentro de la capilla se colocará un andamio para restaurar la cúpula, el uso litúrgico de este espacio y la visita turística del mismo podrían verse afectados. El proyecto de la obra entiende que, al tratarse de una capilla perfectamente separable del resto de la concatedral por unas puertas de vidrio, incluso se podría cerrar este lugar al uso de los fieles y los recorridos turísticos, mientras que el resto del templo no se vería afectado por la ejecución de los trabajos.

El proyecto fue encargado por la diócesis de Calahorra y La Calzada-Logroño y el redactor del mismo ha sido el arquitecto José Ramón Duralde Rodríguez.