30 toneladas de basura en un piso

4
/
4

Policía, Bomberos y operarios vacían una vivienda de Marqués de la Ensenada 14 repleta de desperdicios Dos hermanos, con residencia habitual en otro inmueble de la misma calle, acumulaban todo tipo de enseres en la casa desalojada ayer

EDUARDO GARCÍA/M.M.

Logroño. «Hemos tenido que desinfectar el edificio varias veces porque los insectos y olores llegaban hasta la sexta planta». Así explicaba ayer un vecino la situación con la que han tenido que lidiar estos últimos años en el portal 14 de Marqués de la Ensenada. Policía Local, Bomberos y operarios de limpieza entraron ayer por la mañana en el segundo piso del bloque para intervenir en inmueble de una pareja de hermanos que podrían padecer la enfermedad conocida como síndrome de Diógenes, caracterizada por un trastorno antisocial y acumulación compulsiva de basura y desperdicios.

Fuentes del Ayuntamiento de Logroño confirmaron que los hermanos no tienen fijada allí su residencia habitual, sino en otro domicilio ubicado en la misma calle. Los trabajos de saneamiento se prolongaron durante todo el día de ayer para sacar cerca de 18 toneladas de basura de la vivienda, y continuarán hoy ya que se estima que podrían llegar a 30. Debido al fuerte hedor, los operarios municipales solo podían acceder al recinto con mascarillas, algunos incluso con casco (confesaron que nunca se habían tenido que enfrentar a un desalojo de tal magnitud). Las condiciones del piso eran tan malas que finalmente decidieron lanzar directamente los objetos desde la terraza por el agobio que suponía desenvolverse dentro de la residencia. El piso contenía cerca de 330 kilos de basura por metro cuadrado.

La intervención en la vivienda se produjo tras las reiteradas denuncias por parte de los vecinos sobre las plagas de insectos y los malos olores en el bloque. Esto derivó en una inspección de los Bomberos que, tras realizar un informe, constataron el alto riesgo de incendio en el domicilio (el año pasado ya hubo una explosión en la vivienda). La elaboración de dicho informe fue clave para que un juez autorizara la limpieza del piso ayer a primera hora de la mañana. En ese momento solo uno de los hermanos, el mayor, se encontraba en la vivienda.

Los operarios confesaron que nunca se habían enfrentado a un desalojo de tal magnitud

Los vecinos afirmaron que estos individuos rastrean los contenedores de la zona y suben al domicilio todo lo que se encuentran, aunque con especial preferencia por el papel.

Contenido Patrocinado

Fotos

Vídeos