Terrazas apiladas en Primero de Mayo

1. Mesas y sillas retiradas y apiladas en una terraza de la Plaza Primero de Mayo ante el avance de las obras y las máquinas. /Díaz Uriel
1. Mesas y sillas retiradas y apiladas en una terraza de la Plaza Primero de Mayo ante el avance de las obras y las máquinas. / Díaz Uriel

Los hosteleros de la plaza logroñesa se quejan de que las obras les están dejando sin espacio y sin clientes | Hosteleros y vecinos creen que las reformas eran necesarias, pero entienden que las fechas elegidas «no han podido ser más desafortunadas»

África Azcona
ÁFRICA AZCONALogroño

Tanto los hosteleros como los vecinos de Primero de Mayo reclamaban su arreglo, pero no entienden que se haya afrontado justo ahora, al inicio de la época estival y coincidiendo con el Mundial de fútbol, el mejor reclamo para llenar terrazas. Las obras iniciadas en la plaza a principios de mayo para solventar las deficiencias que quedaron de la última reurbanización han enfadado, sobre todo, a los dueños de los bares, que ven cómo las vallas van progresivamente sobrepasando sus límites y las máquinas cada vez están más cerca.

A la propietaria del bar cafetería Plaza no le salen las cuentas. Paga 2.300 euros por tres filas de mesas y sillas, pero la tercera la ha tenido que retirar por indicación de los operarios que estos días realizan su trabajo. «En total, he tenido que apilar 17 mesas», comenta sin comprender muy bien por qué les están echando para atrás, pero ya está penando en acudir al Ayuntamiento para que le devuelvan parte de lo abonado. «Tenía clientes fijos de todos los días y han dejado de venir, la tierra se nos viene encima y no han puesto ni un sencilla tela para protegernos del polvo», relata segura de que, un año después de coger el traspaso, está perdiendo dinero.

2. Estos días se ha retirado la vegetación que no había arraigado y se están habilitando nuevas zonas de arena.
2. Estos días se ha retirado la vegetación que no había arraigado y se están habilitando nuevas zonas de arena. / Díaz Uriel

Pero no es un caso único. En Aroma Casual Café también echan cuentas de la repercusión en su negocio: «De 36 mesas, por las que he pagado 2.020 euros de impuestos, sólo puedo montar 22, y vengo de pagar una multa de 600 euros porque la mampara del exterior de la terraza sobresalía unos centímetros de mi cuadro», señala. Fernando, de El Patio de Mayo, también suspira cuando habla de la obra que tiene ante sus ojos, aunque él quiere creer que esta vez «va a ser la definitiva y la van a dejar lista para siempre».

El sentir de los trabajadores del sector hostelero es también el de muchos vecinos del entorno que, una vez en marcha la remodelación, sólo desean que se termine lo antes posible para que la plaza vuelva a la normalidad. «Llevo aquí 34 años y sólo puedo decir dos cosas: que no se ha respetado la plaza, porque los chavales andan sueltos, se meten con el balón entre las plantas y aquí nadie dice nada, pero es que tampoco he visto nunca ninguna vigilancia», se queja José María García. Mientras no se solvente esto, «la plaza seguirá siendo una guarrería», dice.

«He tenido que retirar la primera fila de mesas y sillas después de pagar 2.020 euros»

Consuelo Manero , vecina de la calle Huesca, no entiende por qué se ha tardado tanto, «siendo como parece una obra sencilla; la gente que viene aquí es mayor y no puede ir a otro sitio». Al lado, en uno de los bancos con sombra, siete jubilados comparten banco y, entre ellos, pronto se suscita un debate: Jesús se queja de la lentitud de las obras, pero también repara en el poco civismo de algunos. «Al poco de poner la plaza bonita, hubo gente que lo arrancaba todo y se llevaban las flores». «Esto tendría que estar como El Espolón, con baño y todo», replica Silvio Crespo, a lo que otro compañero advertía que allí no juegan al fútbol, «si fuera igual, aquí no quedaba una planta viva en dos días».

El escepticismo de algunos se mezcla con la confianza de quienes esperan recuperar la tranquilidad que siempre caracterizó a este céntrico espacio de la ciudad. Es el caso de la tienda de mascotas Agrotienda: «A ver si ponen flores, porque la tierra de los parterres se nos mete dentro de la tienda, yo creo que esto va a cambiar...».

3. Los trabajos se centran estos días en la instalación de un sistema de riego subterráneo.
3. Los trabajos se centran estos días en la instalación de un sistema de riego subterráneo. / Díaz Uriel

A Sandra Íñiguez, de Guardería Nannys, las obras también le afectan directamente porque en verano la plaza la utilizan como parque. «Sólo espero que quiten los setos de enfrente, los niños se meten dentro y aparecen llenos de rasguños por las ramas...».

San Martín reprocha al equipo de Gobierno no asistir a una reunión de terrazas

El portavoz de Ciudadanos en el Ayuntamiento de Logroño, Julián San Martín, ha reprochado al equipo de Gobierno haber convocado una reunión sobre la nueva ordenanza de terrazas y luego no acudir a ella. Ciudadanos, en un comunicado, ha informado de que esta misma mañana, estaba convocada la reunión con los representantes políticos municipales, del CERMI, Logroño Sin Ruidos, la Federación de Asociaciones de vecinos y la sección de hostelería de la FER para abordar la nueva ordenanza. «Una reunión convocada por el gobierno municipal a la que, contrariamente a lo esperado, no ha contado con ningún representante municipal del equipo de gobierno del PP», ha asegurado. Considera que «no debe de resultar importante para este equipo de Gobierno la opinión y las aportaciones de los hosteleros y los vecinos, por no decir del resto de partidos de la oposición», y cree que «si ha habido algún problema de agenda hubiera sido preferible desconvocar la reunión y pasarla a otro día».

Para San Martín es una nueva muestra de la mala gestión del equipo de gobierno con la nueva ordenanza de terrazas después de que la enviaran sin consensuar y sin informar, al Boletín Oficial de La Rioja para su publicación. «En Ciudadanos reiteramos nuestra posición: queremos que se contrate una asistencia técnica para evaluar el impacto que producirá esta nueva ordenanza en Logroño», ha afirmado San Martín que ha recordado que «llevamos esperando el Plan de Ruidos no Estratégicos porque está relacionado con el descanso de los vecinos en las zonas de ocio nocturno». «Es un sinsentido hablar de una ordenanza de terrazas cuando no sabemos si existen zonas saturadas por el ruido de ocio nocturno, que afecta también a las zonas de terrazas que se quiere regular», ha señalado el portavoz naranja, para el que «otra vez hacen (el Ayuntamiento) la casa por el tejado, sin escuchar a nadie y en solitario».

Contenido Patrocinado

Fotos

Vídeos