El teniente coronel Gustavo Adolfo Martínez asume la dirección de la Hípica Militar

Gustavo A. Martínez :: j.r./
Gustavo A. Martínez :: j.r.

I. M. ZAPATA/J.E.LOGROÑO.

La toma de posesión del teniente coronel Gustavo Adolfo Martínez al frente de la Hípica Militar de Logroño se celebró ayer entre civiles, militares y autoridades. Aunque natural de Albelda, este alto mando del Ejército nunca había estado destinado en La Rioja desde que fue nombrado teniente coronel. Sus objetivos en el centro son claros: «Cuando salga de aquí quiero haber cumplido con mi labor y haberla hecho bien. Quiero que con el poco dinero que manejamos haya podido hacer más cosas de las que podría», explicó el nuevo director.

Durante el acto castrense se agradeció también la labor que ha realizado su predecesor, Julio Romay, en el centro. «Ha conseguido mejorar uno de los centros deportivos más completos y de los que mejor cuidado está», destacó el director de Asistencia Personal del Ejercito de Tierra, Mariano Bayo, sobre su compañero. Por este motivo, Adolfo Martínez no tiene, de momento, ninguna reforma prevista en las instalaciones. «Todo está muy bien aunque luego siempre hay cosas que mejorar», aseguró.

En este sentido expuso: «Quiero mantener todo lo que se ha hecho bien y mejorar todo lo que es el servicio a los demás». El nuevo director pondrá el foco en el servicio público y en responder a las peticiones de los usuarios. Según dijo, quiere «hacer sentir a los usuarios que están dentro de la ciudad y no a las afueras, que es lo que suele pasar con este tipo de sociedades».