Un siluro gigantesco

Hace unos años nos contaba Eusebio, un habitual pescador en el Ebro, que había conseguido sacar del río un siluro de 1,20 metros. A sabiendas de las particulares medidas que utilizan los pescadores para acreditar sus capturas, no le dimos demasiado crédito, pero aquella hazaña ha sido superada con creces por el ejemplar capturado recientemente en Lodosa que midió 1,90 meros y pesó cien kilos.

Contenido Patrocinado

Fotos

Vídeos