«Si sigue corriendo el tiempo, los daños serán irreparables»

África Azcona
ÁFRICA AZCONALogroño

Alberto Abad confía en que el inicio de las obras no se dilate más y sea ya cuestión de semanas. «Mi esperanza es ver en septiembre entrar por esa puerta (la principal) al primer obrero con casco de obra». De lo contrario, si el tiempo sigue corriendo, teme que el edificio sufra daños irreparables.

«Se está demorando mucho el inicio de las obras (dos años de retraso)..., sabemos que hay una asignación de 800.000 euros para este año y esa es nuestra única certeza y confianza», señala al tiempo que reconoce el sobreesfuerzo que supone, en su caso, ser el director de dos institutos. «Para mí, en realidad, hay dos Sagastas, y no puedo perder de vista ninguno de los dos».

Contenido Patrocinado

Fotos

Vídeos