Dos semanas esperando a que escampe

Parte del falso techo, con marcas de humedad, donde las placas se vinieron abajo; cartel de aviso del cierre temporal; y cascotes encontrados el pasado día 25. :: /Juan Marín
Parte del falso techo, con marcas de humedad, donde las placas se vinieron abajo; cartel de aviso del cierre temporal; y cascotes encontrados el pasado día 25. :: / Juan Marín

El centro de mayores de Belchite sigue cerrado por los desperfectos causados por la tormenta del lunes de San Mateo | El Ayuntamiento espera poder reabrir el espacio en un mes cuando se reparen los daños y se renueven los canalones para evitar filtraciones

Javier Campos
JAVIER CAMPOSLogroño

«Cerrado por inundación hasta nuevo aviso. Perdón por las molestias». El cartel en ambas puertas, tanto en la de la calle Belchite como en la del interior de la zona de dársenas de la actual estación de autobuses, da la bienvenida a los mayores de la zona de El Carmen desde el pasado 25 de septiembre. La bienvenida... y la despedida, pues el centro de personas mayores habilitado hace poco más de un año en los bajos de la vieja terminal está cerrado desde entonces por los desperfectos provocados por la tormenta registrada el lunes de las últimas fiestas de San Mateo, que puso en jaque a gran parte de la ciudad.

La sorpresa del personal de la Asociación de Jubilados y Pensionistas de La Rioja (UDP), encargada de la gestión del citado espacio municipal, fue mayúscula cuando en la mañana después de San Mateo se dispusieron a abrir tras una semana cerrados y se encontraron todo «manga por hombro». Así lo confirmaban los pasados días a Diario LA RIOJA. Varios dedos de agua seguían acumulados en el piso, cuyo parqué se había levantado, y varias placas del falso techo se habían venido abajo dejando todo lleno de cascotes.

Cartel colocado en una puerta con el aviso de cierre.
Cartel colocado en una puerta con el aviso de cierre. / Juan Marín

Resultado: el cierre hasta ver las posibles soluciones. Y así hasta hoy cuando aún se sigue ventilando todo para que se seque por completo y se proceda a intervenir para su reapertura. «Calculamos que en un mes podría estar abierto», adelantaba el pasado jueves a este periódico la concejala de Familia e Igualdad de Oportunidades, Paloma Corres, quien precisaba que desde Arquitectura ya se trabaja en reparar los destrozos causados por la entrada de agua y, al mismo tiempo, se aprovecharán las actuales obras de rehabilitación para cambiar unos canalones de la cubierta con mayor capacidad y que eviten problemas de filtraciones en el futuro.

El agua que se filtró anegó parte del local y provocó la caída de placas del falso techo

Y es que, según cuentan desde la UDP, ya unas dos semanas antes otra tormenta, aunque menor que la sufrida en plenos festejos mateos, ya dejó ver humedades y goteras que entonces únicamente afectaron a un portátil. «Llevamos casi dos semanas con las ventanas abiertas y sigue habiendo mucha humedad», confirmaban.

Placas del techo desprendidas en una de las estancias.
Placas del techo desprendidas en una de las estancias. / Juan Marín

«Nadie parece haberse enterado o nadie quiere decirlo, pero los usuarios no podemos seguir así y pedimos urgencia en las reparaciones. Volvemos a estar como al principio, sin ningún sitio donde poder estar en el barrio», lamentaba un jubilado de la zona que llamaba preocupado al Teléfono del Lector de Diario LA RIOJA.

Contenido Patrocinado

Fotos

Vídeos