https://static.larioja.com/www/menu/img/logrono-san-mateo-desktop.jpg

Los últimos cartuchos

sY se acabó. Pirotecnia Tomás cerró el viernes el programa de fuegos artificiales de fiestas./
sY se acabó. Pirotecnia Tomás cerró el viernes el programa de fuegos artificiales de fiestas.

Innumerables degustaciones en la última jornada de fiestas, en la que Gorgorito volvió a demostrar que reina entre los niños

LA RIOJA DÍAZ URIEL, MIGUEL HERREROS Y SONIA TERCERO

Los sanmateos del 2018 son ya historia. La Quema de la Cuba puso anoche punto y final a ocho días de frenética actividad festiva y jolgorio, pero la jornada, pese a ser la última, no desmereció a ninguna de las anteriores porque hubo de todo y en todos los lados. Con el recuerdo aún vivo de la colección de fuegos artificiales que sirvió la castellonense Pirotecnia Tomás el viernes noche, muchos encararon la mañana de ayer con ganas y enfilaron hacia el centro para rendir su último tributo a la Semana Gastronómica deglutiendo salchichón asado y patatas a la riojana. Fue uno de los muchos homenajes al buen yantar que hubo ayer en Logroño, donde se mezclaron también los olores de otras degustaciones que hubo de langostinos, chuletillas, chorizo y ranchos, por citar solo algunas referencias de la amplia oferta callejero-gastronómica que inundó la ciudad.

Vamos, que las calles volvieron a colgar el cartel de completas en una jornada radiante de sol en la que Gorgorito volvió a cumplir con los niños y la verbena solidaria de Ibercaja con los mayores, entre las muchas citas festivas que finalmente ardieron en la Quema de la Cuba. Hasta el año próximo.

 

Fotos

Vídeos