https://static.larioja.com/www/menu/img/logrono-san-mateo-desktop.png

«En sanmateos... no todo vale»

Elizabeth, Alba y Laura, profesionales al frente del punto 'violeta' del Ayuntamiento de Logroño ubicado en Once de Junio. /Miguel Herreros
Elizabeth, Alba y Laura, profesionales al frente del punto 'violeta' del Ayuntamiento de Logroño ubicado en Once de Junio. / Miguel Herreros

Los puntos 'violeta', puntos seguros contra las agresiones sexistas en fiestas | Profesionales de Psicología y Trabajo Social informan, sensibilizan y previenen contra el machismo. «Ya se han acercado cuadrillas de jóvenes», aseguran

Javier Campos
JAVIER CAMPOSLogroño

Elizabeth atiende a una familia -una pareja joven con una niña pequeña- mientras Laura hace lo propio con un grupo de jóvenes -dos chicas y un chico-. Al fondo, Alba infla globos mientras una abuela los espera para repartir entre sus nietos. Pasan poco más de las 12 horas del sábado, día de San Mateo, y el punto 'violeta' de Once de Junio no para de registrar idas y venidas. Situación similar debe estarse produciendo en ese mismo momento en El Espolón, donde se localiza el otro punto.

Los bautizados como puntos 'violeta', fácilmente identificables en mitad de la fiesta, se han convertido en una especie de puntos seguros contra las agresiones sexistas estos días. Diario LA RIOJA ha visitado uno de ellos para conocer de primera mano su actividad, donde profesionales de Psicología y Trabajo Social informan, sensibilizan y previenen contra el machismo. «Ya se han acercado muchas cuadrillas de jóvenes y adolescentes», aseguran. Y esto acaba de empezar.

Bajo el lema 'Tolerancia Cero' y «por unas fiestas libres de agresiones sexistas», Elizabeth, Laura y Alba, entre otras, recuerdan que las fiestas «son para que disfrutemos con respeto todas las personas», que en sanmateos «no todo vale» y que «ni el uso ni el abuso de ninguna droga justifica una agresión sexual ni de ningún tipo». Y todo ello con un llamamiento claro al conjunto de la sociedad: «Adopta una actitud activa frente a las agresiones sexistas».

Desde el Ayuntamiento se llama a denunciar toda actitud o comportamiento ofensivo hacia las mujeres

La primera vez que se puso en marcha en Logroño una campaña similar en San Mateo fue en el 2016... cuando hubo que recordar que 'no' seguía siendo 'no'. El problema estaba ahí y había que plantarle cara. El consejo de «ante cualquier dificultad, pide ayuda», forma parte del decálogo desde entonces y este año lo promueve el Ayuntamiento de Logroño desde la nueva Concejalía de Igualdad.

Así, en los puntos 'violeta' se recuerda que la violencia sexista puede tener diferentes formas, todas igual de intolerables. «Insultos, desprecios, humillaciones, celos, chantaje emocional, tocamientos, acoso, insistencia...», puede leerse en la documentación que no paran de entregar. «No hay que tolerar ni una broma hiriente», dicen mientras nos muestran el violentómetro, donde las mismas ocupan el lugar más bajo en una escala que culmina el asesinato.

«Me parece algo en lo que hay que insistir; hablamos de conceptos que hay que remarcar tantas veces como sea necesario pese a que nos parezcan de perogrullo. El sentido común, lamentablemente, es en demasiadas ocasiones el menos común de los sentidos», dice Edurne mientras se aleja con todo el material recibido del punto en cuestión, donde destaca la campaña 'Quiéreme bien', el programa municipal para el buen trato en parejas jóvenes. «Muchas de las jóvenes que vienen aseguran conocer relaciones tóxicas cercanas», exponen tanto Elizabeth como Laura.

Los puntos 'violeta' estarán abiertos hasta hoy de 12 a 15 horas y de 22 a 03 horas; y del 23 al 27 de septiembre, de 12 a 14 horas y de 22 a 24 horas. Y durante las 24 horas siempre estará disponible el teléfono de atención a mujeres víctimas de maltrato y/o agresión, el 900 101 555, «para que puedan atenderle y ofrecerle así acompañamiento para acudir al hospital, policía o juzgado lo más rápido posible».

La Administración local, además, ha apelado este año directamente a la ciudadanía para que denuncien cualquier situación que presencien sobre comportamientos ofensivos hacia las mujeres. «Impliquémonos todos y todas en la tolerancia cero», es el claro mensaje.