https://static.larioja.com/www/menu/img/logrono-san-mateo-desktop.jpg

Mejor, imposible. Cohete festivo cum laude

Nieves Torres, Ana Carmona, José Luis Acobi,  Eva María Prieto, Alberto Tricio y Eloy Lázaro. :: Sonia Tercero/
Nieves Torres, Ana Carmona, José Luis Acobi, Eva María Prieto, Alberto Tricio y Eloy Lázaro. :: Sonia Tercero

Decenas de invitados se dieron cita en la planta de Alcaldía para asistir al comienzo de las fiestas mateas

JOSÉ FERMÍN HERNÁNDEZ LÁZARO

Logroño. Cum laude sí, chupinazo cum laude porque podrá haberlo igual que éste, pero no mejor. El de ayer en la plaza del Ayuntamiento logroñés fue perfecto. Excelente en organización, en concurrencia, en calidad de los invitados, en el timbre y tono festivo que manifestaron los asistentes y, sobre todo, en seguridad porque el control establecido para subir a la planta de los logroñeses selectos fue para algunos de rango internacional mientras otros... 'como Pedro por su casa'. Se sabe.

La Alcaldía invita a las fuerzas 'vivas' sociales, políticas y culturales de la región a brindar por las fiestas mateas y los invitados acuden. Por eso estaban los representantes de muchos entes, amén de otras personas que al decir de algunos ni se sabe ni importa quiénes eran ni de dónde salieron.

Minutos antes de que sonara el cohete (que desde dentro nadie oye) saludamos y vimos gozosos de la vida a tres íntimos amigos de quíteme usted algunos años, a saber: Javier Marañón, Daniel Hernández y Mikel Lotina. Luego, al final del acto, anotamos la presencia no menos jubilosa de Javier Ruiz-Olalde y Juan Pérez Dulín. Durante unos segundos gozó nuestro entorno de la sonrisa de la jefa de prensa del Ayuntamiento, Marta Ramírez, auxiliada por María Chinchetru. Claro que había políticos, cómo no. El primero en el escalafón, el presidente José Ignacio Ceniceros; también la alcaldesa, Cuca Gamarra; y el delegado del Gobierno, Nacho Pérez. También Jesús Ángel Garrido, Mariate Antoñanzas, Quico Martínez Aldama, Conrado Escobar, Emilio del Río y Paloma Corres. Había más, por supuesto. En el ínterin de la celebración se produjo un pequeño percance. Raúl Vergara en el 'rincón municipal del PSOE' sangró de una pierna por causa de un tropezón en la esquina de una mesa.

Dentro del edificio consistorial no se oye el cohete, pero da igual. Se brinda y se brinda

Por supuesto que el cohete de esta edición fue cum laude, sin duda. Eso sí, fue un chupinazo inaudible. Dentro del edificio ni se oyó el cohete ni Dios que lo fundara. Pero daba igual. Se brinda y se brinda. Y así lo hicieron en medio de una algarabía inaudita, Rosa Herreros, que estaba allí con su marido Andrés Euba; la reina de la Casa de Andalucía, Paula Laya, que fue acompañada por Marian Carmona, y los representantes de Peña Rondalosa César Leorza y Maika Santamaría. Y lo mismo Segundo Viguera o la periodista Ovi Alberola junto a su amiga Jacin Pérez, que es asesora de imagen de una importante firma madrileña. Por supuesto con ellas, la periodista María Relaño.

Del Hogar Navarro en La Rioja vimos en un grupito a su presidente, Óscar González, con Vanesa Blázquez, Maribel Nicolás y Teresa Domínguez. Cogieron sitio pronto ante un ventanal Jorge Fernández, Laura Tijero y su pequeño Pablo Fernández. El histórico -no por ello menos joven-Roberto Mazo brindó por la fiesta con Teresa Toyas y Pilar Sáez. El médico y escritor Alberto Pizarro, que el próximo día 24 presenta un nuevo libro, entró hombro con hombro con Eustaquio Uzqueda, quien con respetable y razonado criterio definió lo de la segunda planta como 'un auténtico chamizo' (Anda que la primera...).

Con todo y con ello los prolegómenos de la fiesta lindaron la perfección. En todo caso cum laude. Que le pregunten si no a Benito Mellado, a Emilio Ruiz o a Pilar Fernández, que ejercían de anfitriones con Mari Carmen Santacreu, que había viajado desde la bonita localidad de Santa Pola para vivir los 'sanmateos'.

Y luego... Cristina Maiso, Pilar Simón, Lidia Arrieta, Iñaqui Arizti y el nunca suficientemente ponderado alcalde de Lardero, Juan Antonio Elguea, a quien acompañaba su esposa, Nely González. Mirando hacia lo alto vimos a Juan Bernabé que tenía 'aupas' a su nieto Martín.

Y en la despedida del perfecto tumulto, Javier García Rincón, con sus hijas Marta y María, Quico Martínez Aldama, Tomás Santos y Pablo Casas, colaborando a que al Ayuntamiento todo le salga bien. Y por descontado, Andrea Ruiz y Álvaro Marín, los Vendimiadores.

Fue un jolgorio imposible, una gozada bien organizada o sea, un cohete cum laude. Felices fiestas.

Contenido Patrocinado

Fotos

Vídeos