https://static.larioja.com/www/menu/img/logrono-san-mateo-desktop.jpg

Entre las ascuas mateas

La estrella matea. Gorgorito y sus compañeros de aventuras se despidieron a lo grande, un día más, en un Espolón abarrotado de niños./
La estrella matea. Gorgorito y sus compañeros de aventuras se despidieron a lo grande, un día más, en un Espolón abarrotado de niños.

La Quema de la Cuba cierra los sanmateos 2017 a los que les queda mañana el Día del Niño en el ferial

La Quema de la Cuba en la plaza del Ayuntamiento echó anoche el cierre a ocho intensos y agotadores días en los que la capital riojana conmemoró las Fiestas de la Vendimia, una de las más madrugadoras de la historia.

El fuego dejó ya solo en el recuerdo los cientos de actos festivos recogidos en un programa en el que un año más las estrellas fueron los fuegos artificiales, las degustaciones y el incombustible Gorgorito, que ayer cerró sus actuaciones en un abarrotado Espolón.

La calles volvieron a rebosar de público con ganas y fuerzas aún para un último recorrido por bares, chamizos y citas festeras. Lo mismo había ocurrido la víspera, con 6.000 personas en el Desfile de Carrozas, gran parte de las cuales se desplazaron hasta el parque de La Ribera para asistir a la clausura del XI Concurso Internacional de Fuegos Artificiales a cargo de Pirotecnia Zaragozana, antes de retornar al Casco Antiguo para disfrutar de Celtas Cortos en una plaza del Mercado que volvió a colgar el cartel de completo.

A la espera del parte de ayer, las fiestas de San Mateo del 2017, las de las vallas, los bloques de hormigón y el despliegue de seguridad, se cierran sin incidentes de gravedad pese a que Cruz Roja ha atendido desde el pasado sábado, 16 de septiembre, a 171 personas, de las que 36 requirieron traslado a centro sanitario.

Consumida la Cuba, entres sus cenizas aún humean algunas ascuas en forma de citas festivas. Para hoy quedan aún la doble cita de pelota: las final matinal en El Revellín y la vespertina en el Adarraga; la misa y ofrenda floral a la Virgen de Valvanera a cargo de la peña Áster; el XXXIX Festival de Jotas de La Rondalosa; y la representación en el Teatro Bretón de la obra 'Los vecinos de arriba', de Cesc Gay.

Y mañana, las barracas y el Gran Circo Mundial aún esperan a los más pequeños de la casa en el recinto ferial de Las Norias con el tradicional Día del Niño para poner el broche oficioso a la semana matea en un lunes en el que, no se les olvide, toca ya volver al trabajo y a las aulas. Ya queda menos para el cohete del 2018.

Contenido Patrocinado

Fotos

Vídeos