«Es una mezcla de sorpresa, nervios, emoción...»

Manuela Muro. /díaz uriel
Manuela Muro. / díaz uriel

No sabía Manuela Muro si lo que sentía, tras conocer que va a recibir una de las próximas Insignias de Logroño, eran nervios, sorpresa, emoción... Y recordaba, de la misma, cómo, con el nacimiento de su hija, afectada por parálisis cerebral, se inició su peregrinaje para conseguir la mejor atención y cómo en Pamplona le recomendaron poner en marcha una asociación como la que ya tenían en Navarra, en La Rioja. Así, ocho padres arrancaron Aspace en 1982 y hasta ahora. «Nunca me he podido desligar, siempre piensas que hay que terminar una cosa, luego otra...» Hace doce años, se implicó en la coordinadora de asociaciones de discapacidad de La Rioja, Cermi-Rioja, y desde hace dos lidera tanto las asociaciones de parálisis cerebral como la coordinadora nacional pero en el marco nacional. Disfruta, cuenta, de que se note La Rioja, pese a su tamaño, en estos foros más amplios. Y reconoce Muro que todas estas cosas no podría haberlas realizado sin el apoyo de su familia. «Cuando no tienes nada y ves que vas consiguiendo...», indica ella, quien siente especial satisfacción por poder ofrecer todo aquello que, en su momento, no hubo. «Disfrutamos por poder apoyar», apunta. Nacida en Laguna de Cameros en 1952, «ha defendido insistentemente el papel de las familias y de las personas con discapacidad y su inclusión real», destaca la nota del Consistorio.