CONOCER PARA CONOCERSE

JAVIER CAMPOS DIARIO DE UN HOMBRE LOCO

11 de junio del 2018. Un San Bernabé más, sí, pero uno menos para llegar al V Centenario del Sitio de Logroño, que también. La fecha en la que están puestas (o deberían) todas las miradas y a la que sólo el tiempo dirá si llegamos o ya vamos tarde. La capital de La Rioja tira de su pasado para ganarse el futuro. Conocer para conocerse, pues sólo conociendo su historia un pueblo puede conocerse a sí mismo. El trabajo, tras años de dimes y diretes y de idas y venidas, ha empezado por dotar a las fiestas de San Bernabé de una «base histórica rigurosa». Y es que la historia tantas veces contada hasta la fecha, así como los hechos que se rememoran anualmente, nos presentan un acontecimiento que se sitúa entre el mito y la realidad. «¿Pero quién diantres es el general Asparrot?», venía a respondernos mi compañero y amigo Marcelino Izquierdo Vozmediano, 'insignia' de San Bernabé para más señas, en el suplemento especial de Diario LA RIOJA con motivo de estas fiestas. Ni un servidor, logroñés de adopción tras una década en la ciudad, se atrevía a contestar a la pregunta de «¿qué significan las tres flores de lis concedidas por Carlos V a Logroño?». Lo hacía con la ayuda de Mario Ruiz Encinar, estudioso de un escudo y de una concesión de honores caballerescos a toda una ciudad que no se produjo ni cuándo ni dónde recreamos. Licencias que habrá que ver cómo encajan en esa «base histórica rigurosa» que pretendemos darnos a raíz del estudio de Emilio Sáenz Francés. La línea de trabajo de la investigación queda oficialmente abierta. Mientras tanto, y hasta saber en qué acaba, siempre podremos entretenernos con 'zombis', renacentistas o no, y con 'relojeros' que se rebelan en su afán por marcar las horas y hacernos ver que el tiempo, una vez más, se nos echa encima.

Contenido Patrocinado

Fotos

Vídeos