RODEOS

Han pasado ya 5 y 15 años, respectivamente, y ni uno ni otro. Uno sigue como solar yermo, vallado con más o menos fortuna, y otro como edificio abandonado, con los andamios más desafortunados que se recuerdan. Lo de Correos, al menos en Logroño, no deja de sorprender y más según va pasando el tiempo. Curioso después de tantos años. Claro que hay que tener en cuenta la (mala) suerte que han corrido tanto el antiguo pabellón postal de Lobete como la vieja sede de la entidad en San Agustín... ¿Correos? Rodeos. Y así seguimos. La situación es que cinco años después del derribo del primero y quince del inicio de la rehabilitación del segundo ahí continúan. Donde los dejamos. En el mismo punto. Lejos queda cuando en el 2013 el que fuera pabellón postal de Correos en Lobete durante años quedaba en desuso y, tras su demolición, la parcela resultante pasaba a formar parte de los terrenos del PERI Ferrocarril (hay proyectada una de las cinco torres... de momento de papel). Y más lejos aún cuando en el 2003 la sociedad postal iniciaba el proyecto de reforma de su histórica sede en la plaza de San Agustín sin saber entonces que nunca más volvería a ocuparla y que, tras no pocas idas y venidas, acabaría vendiendo el edificio para ser destinado a otro uso (del cual seguimos a la espera de conocer los detalles). Solar e inmueble, inmueble y solar. Parados ambos. Del primero se nos dice ahora que las previsiones son las de aprobar definitivamente el PERI en cuestión a finales de año siendo a partir de entonces cuando se podrán vender los terrenos que alivien la carga del soterramiento, y del segundo que el Ayuntamiento ya tramita la licencia para su reconversión en hotel. Correos. Rodeos. Y las agujas girando.

 

Fotos

Vídeos