Un derribo que cambia Duquesa de la Victoria

Las máquinas ultimaban ayer el derribo del bloque Padre Claret, 8 y 10, entre cuyos escombros sobresale al fondo la Residencia Madre María Josefa. :: miguel herreros/
Las máquinas ultimaban ayer el derribo del bloque Padre Claret, 8 y 10, entre cuyos escombros sobresale al fondo la Residencia Madre María Josefa. :: miguel herreros

Avanza el macroderribo de Duquesa de la Victoria con Padre Claret | El nuevo residencial, ya casi vendido, que empezará a construirse en febrero, acogerá un supermercado BM, de 1.000 metros cuadrados, con parking en el sótano

ÁFRICA AZCONA LOGROÑO.

La constructora que está llevando a cabo el derribo de la esquina de Duquesa de la Victoria con Claret para levantar 33 pisos de 'alto nivel' está a punto de colgar el cartel de 'vendido'. La venta, que comenzó en julio, se ha completado en un «tiempo récord», según confirmaban ayer desde Redifincas, que estos días última la demolición de los viejos inmuebles construidos hace 60 años.

Los trabajos avanzan a buen ritmo, de hecho uno de los dos grandes bloques se ha reducido a escombros esta semana (ayer salieron diez camiones con cascotes) y ahora queda pendiente la operación de derribo del de Duquesa de la Victoria, ya vacío por dentro, pero que no desaparecerá definitivamente hasta finales de enero.

EN BREVE

uPlazos
El derribo de Padre Claret 8 y 10 ya ha terminado. Duquesa de la Victoria 74 y 76, ya vacío, empezará a demolerse en los próximos días.
uNuevas obras
La nueva urbanización empezará a levantarse a comienzos de febrero, con el objetivo de que tanto el edificio como el nuevo Supermercado BM, estén terminados en dos años.
uCaracterísticas de la nueva urbanización
33 viviendas, de 2, 3 y 4 habitaciones. Dos sótanos, piscina con jardín en primera planta y seis plantas. Un ascensor comunicará desde la -2 hasta los trasteros, en la séptima planta.
uDos en venta
La comercialización comenzó en julio. Se han vendido todas menos dos.

En ambos casos el derribo se lleva a cabo de arriba a abajo, de forma manual y, según se determinó en el último momento, también con la ayuda de máquinas. Se aprovechará el patio interior para el desescombro y el objetivo es no interrumpir el tránsito normal, aunque no se descartan puntuales cortes de tráfico.

Las labores se están realizando «con la máxima prudencia» para evitar posibles daños a los bloques contiguos, máxime ahora que el edificio en pie está 'pegado' a otro, y se va a actuar en una zona de mucho tránsito. Cuando terminen y, de forma inmediata, el objetivo es ponerse manos a la obra para iniciar la construcción del nuevo residencial, que en su planta baja, como adelantó ayer el gerente de la promotora, Eduardo Romero, acogerá un Supermercado BM, de 1.000 metros cuadrados, con párking gratuito en el sótano. Será el cuarto de la cadena en la capital riojana, que también acaba de inaugurar una nueva superficie en avenida de Madrid, este de 1.500 metros cuadrados.

«Van a coincidir las dos obras en el tiempo, con un plazo de ejecución en ambos casos de dos años», añadió. El horizonte que se baraja es terminar para comienzos del 2021. «La mayor parte de los compradores -afirma Romero- son vecinos del entorno, que han decidido cambiar a una vivienda nueva, o bien familias que vuelven al centro de Logroño después de estar un tiempo viviendo en núcleos de la periferia».

Piscinas y terrazas

La piscina será una de las singularidades de la promoción, ya que se instalará en la primera planta, como si fuera un primero. Será, además, un residencial con jardín y amplias terrazas, unos 'extras' que hasta ahora venían siendo exclusivos de la periferia, pero que ya empiezan a incorporar la mayoría de las constructoras que operan actualmente en el centro de la ciudad. Los inquilinos dispondrán también de un merendero para toda la comunidad y tres viviendas con acceso directo a la piscina y zona ajardinada.

«Nosotros tenemos la filosofía de que no hay que perder la vida en el centro», señala el director de Redifincas, que ya avanza su intención de iniciar próximamente una nueva promoción en el centro de la ciudad, sin desvelar, sin embargo, de momento en qué lugar. «Será una intervención de las mismas características, un edificio viejo que será derribado para construir uno nuevo».

Para poder acometer esta obra fue necesaria la aprobación, por parte de la Junta de Gobierno, de una modificación puntual del PGM para reordenar la edificación en la esquina de las calles Duquesa de la Victoria y Padre Claret. Los bloques son dos edificios que ocupan este solar desde 1955. Su tipología era característica por su diferente alineamiento que el resto de la calle en Duquesa de la Victoria. Ahora con las obras de Duquesa de la Victoria 74-76, se mejorará la circulación peatonal mediante el ensanchamiento de la acera hasta una anchura similar a las del entorno.

 

Fotos

Vídeos