El Puente Mantible se despereza

No muy lejos del Cortijo, entre viñedos y choperas, surge como por sorpresa el Puente Mantible. ::  Justo rodríguez/
No muy lejos del Cortijo, entre viñedos y choperas, surge como por sorpresa el Puente Mantible. :: Justo rodríguez

El Consistorio encarga un estudio para recuperar sus ruinas y hacerlo visitable

ÁFRICA AZCONA

logroño. Es el puente más antiguo de Logroño y también el más desconocido, aunque el objetivo del Ayuntamiento es restaurarlo y hacerlo visitable. La concejal de Cultura, Pilar Montes, anunció la adjudicación de una asistencia técnica para elaborar el informe que servirá de base al proyecto de consolidación estructural de la construcción, que en la actualidad solo conserva dos de los siete arcos de medio punto originales.

El encargo se ha realizado por un importe de 17.908 euros a la empresa Vault Zafra, que deberá entregarlo en un plazo de tres meses. El informe se centrará en la evaluación de cargas, diagnóstico de situación y propuesta de actuación para estabilizarlo. Montes recordó que este contrato es un primer paso firme en el compromiso adquirido, ya que el informe será la base del proyecto para consolidar la parte del puente que queda en pie en la margen derecha del Ebro» para su posterior puesta en valor. «Es la primera actuación seria, rigurosa y detallada que realiza el Ayuntamiento», subrayó.

UN POCO DE HISTORIA

uMonumento Nacional
Fue declarado Bien de Interés Cutlural en 1983.
uUbicación A 7 kilómetros de Logroño, en un pronunciado meandro cerca de El Cortijo
Se puede llegar a pie y en bici.
uOrigen
No está claro. Hay opiniones que dicen que es romano y otras que refieren que es medieval.
uEntre dos Comunidades
Construido en sillería con siete arcos, solo se conservan dos. Uno se encuentra en terreno riojano y el otro en Assa, barrio de Lanciego (Álava).
u Vía comercial con Europa
Su quietud actual contrasta con la actividad que registró en la época romana como paso obligado hacia el centro alfarero de Tricio.

La intervención prevé un análisis de las posibles patologías del monumento y un análisis de las fases constructivas, porque algunos expertos datan su origen en el siglo II en época romana y otros en la medieval, en el siglo XI, según recordó la edil, quien explicó que se intervendrá en el lado riojano, «aunque lo lógico es abordarlo en su conjunto», por lo que está previsto llegar a acuerdos con la Diputación de Álava. El puente cruza el Ebro en un punto donde hace frontera entre Logroño y Assa (Álava), pero será el Ayuntamiento quien lidere esta actuación y lo hará con la colaboración del Gobierno riojano. Las labores se centrarán en estabilizar los restos para su recuperación y, además, se va a realizar un análisis geométrico del monumento, y una valoración de su estado original y las deformaciones observadas. Los técnicos también determinarán las tensiones del puente y la transmisión de cargas hasta el terreno.

La construcción, considerada uno de los pocos ejemplos en La Rioja de arquitectura romana conservada sobre suelo, tuvo, según los datos facilitados por Pilar Montes, una longitud de unos 164 metros por 5 metros de ancho y una altura máxima de 30 metros.