PSOE, Cambia y PR+ pedirán que el Parlamento repruebe a María Martín

Integrantes de la Plataforma por la Sanidad Pública y concejales de la oposición, en la convocatoria que realizaron ayer. :: miguel herreros/
Integrantes de la Plataforma por la Sanidad Pública y concejales de la oposición, en la convocatoria que realizaron ayer. :: miguel herreros

Los tres grupos, apoyados por la Plataforma por la Sanidad Pública, llevarán al Pleno una moción para instar a que se destine más dinero a sanidad

M.J.L. LOGROÑO.

Los grupos municipales del PSOE, Cambia Logroño y PR+ pedirán en el próximo pleno de la Corporación, a través de una moción conjunta, que se inste al Gobierno regional a reforzar las estructuras públicas de salud con un aumento presupuestario y que se pida a los grupos parlamentarios la reprobación de la consejera de Salud, María Martín, «al considerar que no acierta con sus decisiones».

Integrantes de la Plataforma por la Sanidad Pública comparecieron ayer en el Ayuntamiento, acompañados por los portavoces de los grupos que presentarán la iniciativa, para insistir en la, a su juicio, necesaria subida del presupuesto para el ámbito sanitario en el 5% a lo largo del año que viene y en el 5,7% durante el 2020 «para paliar los recursos que se han perdido». También calcularon que La Rioja gastó en sanidad por habitante menos de lo que empleó en el 2010. Criticaron los conciertos económicos con operadores privados y urgieron la reversión de los mismos en su totalidad.

La moción, que también se llevará a otros consistorios, pretende promover el debate sobre la sanidad en el ámbito local, contó, desde la Plataforma, Javier Granda. Según sus datos, hasta 37.558 vecinos de Logroño sufren los efectos de la mala gestión sanitaria. Allí incluyen a los 31.500 que, según dijo, padecen procesos depresivos sin atención adecuada, pero también a los 3.558 que están en listas de espera y a otros 3.000 que no pueden pagar los medicamentos que les son recetados. Entre otras situaciones «sangrantes», contó «el desastre del transporte sanitario, con más retrasos que nunca»; los renovados ascensores del Hospital Provincial en los que no caben camillas y las millonarias indemnizaciones que se lleva la empresa que gestiona el aparcamiento del Cibir.

Para el grupo municipal popular, la presentación que se dio ayer en el Consistorio es «un mero acto político de carácter electoral».

 

Fotos

Vídeos